Ni princesa ni esclava, simplemente mujer

  • Ni princesa ni esclava, simplemente mujer

    Foto: Luis Enrique Flores

  • Ni princesa ni esclava, simplemente mujer

    Foto: Luis Enrique Flores

Una princesa que huye de su destino natural de casarse con un príncipe azul (guapo, millonario y de preferencia hijo de algún ex presidente) y vivir feliz para siempre en "Bosque Real", así como un payasito callejero que vive de contar sueños e ilusiones con el fin de olvidar un pasado de abusos de monstruos depredadores, son los dos cuentos distorsionados que la obra "De príncipes, princesas y otros bichos" nos presenta en el marco del II Festival de Cabaret del Centro Cultural del Bosque.

Se trata de dos monólogos interpretados por la actriz Paola Izquierdo, en donde, en el primer caso, se hace una crítica social a los estereotipos de la mujer abnegada, conformista y resignada a un destino que muchas veces no es el que ella quiere, sino el que le impone la sociedad y la propia familia.

Rocío de la Mañana es el nombre de esta bella princesa que le encanta comer y que no le pide nada a las escuálidas princesas de los cuentos de hadas, cuya pasión es el estudio y la investigación (está por terminar su doctorado). 

 

También te puede interesar: Arranca el Encuentro de Estéticas de Ciencia Ficción en el Cenart


Como bióloga que es, se da a la tarea de buscar una especie de sapo para su investigación: el "Prínsapus azulis", el cual, según su hipótesis, puede transmutarse en un buen partido para que, después de graduarse, pueda formar una familia como dictan las sanas costumbres, más por obligación que por devoción.

En su búsqueda, recorre reinos y mundos mágicos que al espectador le son familiares, como ese al que se llega después de caer en un pozo muy profundo para encontrar una galleta y una botella que tienen el poder de hacer grandes o pequeñas las cosas.

En su viaje de heroína, la princesa bióloga se topa con una variedad de sapos candidatos a compañeros, desde un "Sapus vulgaris", hasta un "Sapus yupis". Pero con quien en verdad se siente a gusto es con el "Sapus pachecus", amante de los hongos y el hachís, pero al que tiene que dejar porque a su papi, el Rey, no le va a gustar esa relación.

La Reina de Naipes, tía de esta singular princesa, también lucha porque la "nena" tenga un buen fin en su vida, por eso le cuestiona sus gustos por la investigación: "¿Para qué estudias, si tú no eres fea?", le dice.

Así, entre referencias al mundo mágico de Disney, la princesa Rocío de la Mañana se debate entre las costumbres y los roles que se le han atribuido a la mujer, y sus deseos de ejercer plenamente sus derechos y sus libertades.

El Principito y la Niña Voladora

El otro monólogo es un poco más crudo, pues nos habla de una realidad terrible como lo es el abuso y la explotación infantil en el que Paola izquierdo, a través del personaje de un niño de la calle a quien apodan el "Principito" (porque siempre anda bien viajado) nos va relatando la historia de este pequeño abandonado, el cual se refugia en su imaginación y nos ofrece la historia fantástica de la

"Niña Voladora" a la que su madre la tuvo a los 15 años y que la abandona para después volverla a recuperar para meterla a trabajar al talón.

Este niño que vive de inventar cuentos -y no es ningún candidato a puesto de elección en el 2018-, entre la inocencia de su edad y la malicia de vivir en la calle, poco a poco va exhibiendo a esos depredadores sexuales que lo mismo se encuentran en la familia que en la calle, en la escuela y en la iglesia.

Con múltiples referencias al texto de "El Principito", este cuento critica el abandono y la apatía social con respecto de los pequeños que viven en el desamparo y nos cuestiona que, a pesar de que los derechos de los niños son universales, muchos de ellos no se ejercen y en el peor de los casos se les niegan o se les violentan.

Cabe señalar que la música interpretada en vivo por  Isaac Pérez Calzada al violín y Hazael Rivera al piano, es parte fundamental de estas dos historias, pues no sólo sirven de acompañamiento a la actuación, sino que se vuelve un personaje más al ubicarnos en relatos conocidos, situaciones y realidades de la vida cotidiana que, en ocasiones, nos arrancan más la carcajada que la actuación de Paola Izquierdo, quien, sin lugar a dudas, está espléndida en ambas interpretaciones.

"De príncipes, princesas y otros bichos" tendrá su última presentación este viernes 24 de noviembre en el Teatro el Galeón del CCB, el cual está convertido en un singular cabaret para recibir las funciones de este ciclo que termina hasta el 17 de diciembre.
 

Notas Relacionadas