"El niño que se comió la servilleta de su sándwich" perspectiva de como ver los problemas

  • "El niño que se comió la servilleta de su sándwich" perspectiva de como ver los problemas

    Foto: Cortesía | MNE

  • "El niño que se comió la servilleta de su sándwich" perspectiva de como ver los problemas

    Foto: Cortesía | MNE

Los problemas en la vida siempre parecerán difíciles de resolver, así que lo importante será construir herramientas para resolverlos. Ese es el mensaje de "El niño que se comió la servilleta de su sándwich", montaje que iniciará temporada este 8 de octubre en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

La obra presenta las aventuras de Rodrigo, quien va en sexto de primaria, es nuevo en la escuela, no habla con nadie en el salón y por si fuera poco se encuentra con Anselmo, un niño que lo molesta en compañía de Flor.

La imaginación se vuelve su refugio para evadir las dificultades, pues a su corta edad y falta de experiencia no sabe cómo enfrentarlas y sólo platica con Lilí, su única amiga.

 

También te puede interesar:  "Amor en línea", nadie sabe para quien trabaja

 

Es así como Anselmo se convierte en el “Doctor No” y en sus fantasías, Rodrigo lo vence como en las películas de acción o lucha libre, aunque en la realidad no logra confrontarlo.

Al parecer su única alternativa es comerse su sándwich con todo y servilleta para ver si así se enferma y deja de ir a la escuela, pero pronto tendrá que valorar que es momento de actuar. 

Tener problemas en la vida adulta o infantil tiene sus dificultades y el mismo nivel de conflicto, para un niño puede ser encajar en una escuela nueva, intentar hacer amigos y sobrellevar los cambios familiares, así que no hay que demeritarlos”, aseguró el autor y director de la obra, Ricardo Rodríguez.

Destacó que la idea central de la puesta en escena es promover entre los niños una técnica lúdica de resolución de conflictos que consiste en ensayar distintos escenarios posibles de solución y aplicarlos en la realidad.

Por ello, Ricardo Rodríguez aseguró que la historia se desarrolla desde un mundo infantil en el que no aparece ninguna figura adulta que pudiera condicionar las situaciones que se presentan.

“Hay que tener confianza en la habilidad asertiva de los niños. La asertividad es algo que se aprende y se trabaja (…) Hay que dejar que los niños se vayan adaptando y darles un voto de confianza”.

El elenco está integrado por Teté Espinoza, Verónica Bravo, Hamlet Ramírez y Luis Eduardo Yee, quienes narran a los espectadores la historia mientras permanecen sentados frente a ellos.

“Están a viva voz tratando de actuar y encarnar personajes. Me interesaba tratar de no ilustrar o emplazar un relato en un presente continuo, con objetos, utilería y escenografía, sino apelar a la palabra y la imaginación de quien escucha”, dijo el director.

El niño que se comió la servilleta de su sándwich se presentará a partir del 8 de octubre y hasta el 17 de diciembre.

Notas Relacionadas