Obra invita a reflexionar sobre la responsabilidad por las mascotas

  • Obra invita a reflexionar sobre la responsabilidad por las mascotas

    Foto: Cortesia | MNE

  • Obra invita a reflexionar sobre la responsabilidad por las mascotas

    Foto: Cortesia | MNE

  • Obra invita a reflexionar sobre la responsabilidad por las mascotas

    Foto: Cortesia | MNE

Una reveladora e impactante historia de lo que viven los perros en la calle tras ser abandonados por sus dueños es lo que plantea la puesta en escena Lo que queda de nosotros que inició temporada en el Teatro Helénico del complejo cultural y teatral de la Secretaría de Cultura.

A dos años de haber sido estrenada, esta obra de Alejandro Ricaño y Sara Pinet, ganadora del Premio Bellas Artes de Obra de Teatro para Niños en 2014, llegó al recinto del Centro Cultural Helénico donde ofrecerá funciones todos los lunes hasta el 11 de diciembre.

Lo que queda de nosotros, protagonizada por Sara Pinet y Raúl Villegas, cuenta la historia de Toto, un perro con tres patas y Nata, una adolescente que recién ha perdido a su padre.

 

También te puede interesar: Se solidarizan artistas latinos con víctimas de Las Vegas

 

Sumida en un profundo desconsuelo por el fallecimiento de su padre, Nata decide cortar con cualquier vínculo afectivo que la pueda volver a perjudicar, por lo que abandona a su perro Toto.

El montaje resulta emotivo y conmovedor para el público que puede conocer todas las vicisitudes que el pobre Toto debe enfrentar al encontrarse solo en la calle e intentar volver a casa.

Con música en vivo a cargo de David Ortiz y Ricardo Estrada, Lo que queda de nosotros presenta también las reflexiones de los protagonistas: para el perro “la vida es misteriosa”, pues no entiende porqué su dueña lo dejó solo en la calle.

Por su parte, Nata se convence que lo mejor no es encariñarse, porque finalmente todos morimos y tras el fallecimiento de su padre, se le quedó un hueco en el estómago, que se llenó de miedo.

Finalmente, la joven se descubre triste, llena de culpa y vergüenza por haber abandonado a su perro y emprende una fatigosa búsqueda, pues advierte que “vivimos a pesar de lo que queda de nosotros, hasta que el momento termine, hasta que nuestro momento termine”.

A pesar de lo dramático de la historia, los espectadores disfrutarán de esta puesta en escena que está aderezada con pequeñas dosis de humor, a veces un poco negro, que de cualquier forma generan risas.

Tras la obra, los protagonistas recordaron que la idea de este montaje es generar conciencia en el público antes de adoptar un animal, ya que es una gran responsabilidad y al final se convierte en parte de la familia.

A raíz de los últimos sismos, destacaron la importancia de poner un collar y una placa a las mascotas, aunque estén en casa, ya que actualmente hay muchos perros y gatos que se perdieron sobre todo por los derrumbes.

Adicionalmente, apuntaron que durante el mes de octubre, se ofrecerán descuentos a quienes lleven donaciones para los damnificados por el sismo y que durante toda la temporada en el Teatro Helénico, también se harán descuentos a quienes lleven croquetas, a fin de beneficiar al Albergue San Cristóbal donde actualmente se encuentran más de 660 perros.

Raúl Villegas indicó que a dos años de haber estrenada la pieza Lo que queda de nosotros, con la que han realizado giras nacionales e internacionales, es importante recordar al público no comprar mascotas, sino adoptar, ya que hay muchos animales esperando un hogar.

Con una duración de una hora, Lo que queda de nosotros se presentará hasta el 11 de diciembre todos los lunes a las 20:30 horas en el Teatro Helénico, ubicado en Avenida Revolución No. 1500, colonia Guadalupe Inn, en San Ángel. Las localidades tienen un costo de 250 pesos.

 

Notas Relacionadas