La “caja humana de ritmos” una historia del primer sintetizador mexicano

  • La “caja humana de ritmos” una historia del primer sintetizador mexicano

    Foto: Cortesía | MNE

Una propuesta cómico musical donde el público además de fungir como espectador cantará, bailará y tocará instrumentos musicales es La caja humana de ritmos, evento multidisciplinario para todo público creado por La Sonora Mudancera.

La compañía dirigida en lo artístico por Alejandro Vite y en lo musical por Rosaura Grados, ofrecerá presentaciones los sábados y domingos del 18 de marzo al 2 de abril en la Plaza de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

A través de la narración oral del cuentacuentos Nacho Casas, la actuación y la música, la Sonora Mudancera contará la historia de un robot ficticio creado en México con desperdicios industriales, capaz de interpretar con exactitud matemática todos los ritmos del mundo.

 

También te puede interesar: "Neruda", la canción de "Al gato y al ratón"

 

En entrevista Alejandro Vite describió a La Caja humana de ritmos como un espectáculo con mucha música que narra una anécdota ficticia acerca del primer sintetizador mexicano que fue creado en 1950, lo que sirve como vehículo para que los asistentes tenga la oportunidad de interactuar en la vertiente musical, vocal y dancística.

“En nuestros conciertos interactivos se va contando la historia y la anécdota. El narrador será el vehículo para ir conectado con la gente, pero la gente es quien termina con la historia. Es una propuesta de interactividad en la parte musical y en la escénica, en el baile y el canto”, explicó el creativo.

Abundó en compartir que su proyecto artístico es un formato abierto en el cual se facilita la expresión artística. “Somos el vehículo para que la gente experimente en su propia piel y no sólo sea un auditorio que se siente, escuche y disfrute, la Sonora Mudancera da esa variante”, aseguró.

Alejandro Vite agregó que en el evento La caja humana de ritmos, los asistentes tendrán un divertimento lúdico, pero a su vez aprenderán algo. “Las anécdotas que utilizamos en nuestros proyectos en gran medida son para acercarnos al público y sean el primer escalón para que se acerquen a otras expresiones culturales.

“En sí es la misión de la Sonora Mudancera, el contribuir en la medida de lo posible en que el público se acerque a expresiones culturales distintas a las convencionales en el medio comercial”, puntualizó.

El creador aseguró que en el concierto los espectadores se divertirán y aprenderán sobre un sueño que tuvieron todo el tiempo los compositores clásicos: el escuchar sus creaciones sin la obligación de tener que contratar una orquesta.

“Este es un espectáculo donde se conocerá a la más perfecta Caja humana de ritmos, tan perfecta que musicalmente pudo llegar a opacar al mismísimo Dámaso Pérez Prado”, apuntó.

La anécdota del proyecto plantea que el robot fue tan espectacular que en poco tiempo puso en riesgo la existencia de agrupaciones de música en vivo, quienes preocupados ante tal amenaza se organizaron. Un día la cajita desapareció sin dejar rastro.

La caja humana de ritmos, dice Alejandro Vite, es un espectáculo para toda la familia, que puede disfrutar desde la abuela, los nietos y los padres. “Buscamos fomentar la inclusión social y la integración como una manera de rescatar o construir el tejido social.

“Nuestro proyecto considera necesario el generar entretenimiento para familias, todos encontraran algo que les va gustar”, aseguró Vite.

Notas Relacionadas