Serrat regresa a México

  • Serrat regresa a México

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
27-01-2017

En 1997 los cantantes Ana Belén, Víctor Manuel, Miguel Ríos y Joan Manuel Serrat se presentaron en la Ciudad de México con el espectáculo El gusto es nuestro, en la Plaza de Toros México, y ahora en febrero vuelven para celebrar el 20 aniversario de este show que ha roto récord de audiencia tanto en España como en muchos países de América Latina.

El más emocionado por volver a tierras mexicanas es el maestro Joan Manuel Serrat, quien sólo tiene palabras de elogio y agradecimiento por esta tierra que lo acogió a principios de los 70, cuando pasaba por uno de los momentos más difíciles de su vida.

"Para nosotros es un gran gusto poder volver a México y ahora para celebrar con todos el 20 aniversario de estos conciertos maravillosos que hemos venido realizando con El gusto es nuestro".

 

También te puede interesar: Actríz amenaza con boicotear los premios Óscar

 

Recordó que para él el gusto es mayor, porque parte importante de su vida está ligada a México, país que recorrió para llevar su música a bordo de un autobús, al que bautizó como La gordita.

"Cómo no me voy a acordar de esos tiempos que viví en México, es mi vida y cómo olvidar ese viaje a bordo de La gordita, un viaje hermoso, un viaje de descubrimiento, donde sólo recibí el cariño de la gente, acogiéndome en tiempos donde yo no tenía una casa dónde volver y desde entonces mi relación con México ha sido magnífica", comentó Serrat en entrevista telefónica desde España.

Y ahora retorna a México para celebrar junto con sus compañeros y público mexicano este 20 aniversario de El gusto es nuestro, que como dice el título de uno de sus temas, será toda una Fiesta.

"El espectáculo es en sí una fiesta. Para eso fue pensado, para armar una fiesta en el escenario, donde el protagonista central es la gente, la memoria del público y es un espectáculo para descubrir y recordar ese mundo que musicalmente nos ha acompañado a todos a lo largo de tantos años".

Añadió que un show de reencuentro musical se ha ido modificando con el paso de los años, aunque esto los ha puesto en apuros, pues la gente pide las canciones de antaño y además, los temas nuevos de cada uno de los protagonistas.

"Hemos tenido que irlo modificando, hay coincidencias con el primero de hace 20 años, pero con el tiempo todos hemos seguido escribiendo canciones que ahora la gente también ha hecho propias y se van acumulando todos los años de música que no estaban en los primeros conciertos, así que hemos tenido que hacer de todo para complacer a la gente, algo que para todos ha sido complicado.

"Pero afortunadamente todos hemos colaborado, trabajado en grupo con los duetos y los temas corales para que quede un espectáculo al gusto de la gente y como los cuatro no tenemos problemas para entendernos, no hemos tenido tanta complicación en armar el show".

El cantautor, originario de Barcelona, confesó que gran parte del éxito de El gusto es nuestro se debe a la gran amistad y mutua admiración que existe entre los cuatro ídolos que forman parte de este espectáculo.

"Si no existiera esa relación fraternal entre nosotros no valdría la pena hacer este espectáculo. Esto funciona a partir de que hay un gran cariño de cada uno por el otro y por el trabajo del otro, y un gran respeto por las vidas personales y profesionales, somos amigos que se van juntos de vacaciones y que compartimos buena parte de nuestro tiempo juntos, no somos cuatro artistas que casualmente se encuentran y se juntan para montar un show".

Se le informó que en esta ocasión el espectáculo tendrá seis presentaciones en el Auditorio Nacional, dos en Monterrey y una en Guadalajara, cuyas entradas están prácticamente agotadas.

"Lo único que puedo decir es darle las gracias a la gente, agradecer que nos brinden nuevamente este cariño que recibimos cada vez que viajamos a México".

Por otro lado, Joan Manuel Serrat compartió la experiencia que recién tuvo junto con destacadas figuras de la música de España, al grabar un tema colectivo de su éxito Mediterráneo, con el que se apoya la campaña Casa nostra, casa vostra (Nuestra casa, vuestra casa), a favor de las personas que cruzan este mar en busca de refugio.

"Efectivamente, nos acompañaron muchas figuras, pero no solamente en la grabación de este tema, sino en esta campaña de solidaridad con la gente que huyendo de la guerra, de la pobreza, por razones políticas o de hambre, tienen que dejar la tierra donde nacieron, con el inconveniente de que las fronteras en Europa están muy duras y los gobiernos no están cumpliendo con los acuerdos de acogida que se pactaron en su momento".

Y además de esta grabación, se tiene planeado un concierto en el Palau Sant Jordi, de Barcelona, a cargo de la organización arriba mencionada, al que está previsto que acudan cerca de 50 artistas.

"Así es, el día 11 de febrero tendremos un concierto muy grande en Barcelona, y para el día 18 se prevé una enorme manifestación.

"Este es un movimiento que me gustaría aclarar que lo está organizando la gente, esta gente que está muy sensible con algo que algunos saben de lo que ha podido ocurrir en otros tiempos y nadie estamos a salvo de que en algún momento nos pudiera ocurrir a nosotros. Es un movimiento que nace del corazón de la gente".

El músico catalán añadió que esta reacción de la gente ante tantas cosas ya se está haciendo viral en el mundo, luego de que en todas partes están sucediendo muchas cosas y que la gente levante la voz es muy importante.

"Eso es muy importante, que la gente tome conciencia, que no la venza el miedo y que la gente defienda sus derechos y dignidad y los derechos de los demás", afirmó, tras señalar que está enterado de lo que está pasando en México y que él es solidario con el pueblo mexicano.

"Primero antes de dar algún consejo, quiero expresar mi solidaridad con México y su lucha. Creo que las fronteras que se pretenden levantar no son saludables, no sólo para la convivencia, sino para el mundo en general y bueno, los que no somos partidarios de que se levanten muros, debemos pensar que hay un mundo más allá que existe.

"Nuestras vidas tienen y tendrán sentido a pesar del muro. Un muro que ojalá el juicio y la razón ayuden a que no se construya".

Para concluir, Joan Manuel Serrat confesó que a sus 73 años de edad se siente un hombre feliz y realizado.

"Me encuentro en el único momento de mi vida que tengo, no tengo otro y éste está muy contento. Yo la llevo bien conmigo mismo, tengo gente alrededor mío que quiero y por la que me siento querido. Tengo un oficio que me permite disfrutarlo con la gente y pues soy un hombre muy afortunado y de salud, no entramos en detalles, pues me siento muy bien".

Finalmente, el intérprete de Cantares dijo que a pesar de tanto trabajo, él sigue metido en la música y en la preparación de un nuevo material discográfico, el cual espera dar a conocer a finales del presente año.

Notas Relacionadas