Actrices que aspiran al Óscar se apasionan más por personajes auténticos

  • Actrices que aspiran al Óscar se apasionan más por personajes auténticos

    Foto: Internet 

Fuente: 
Norimex
19-12-2018

Actrices con posibilidades de ser nominadas al premio Óscar, como Marina de Tavira, Lupita Nyong’o, Amy Adams y Nicole Kidman, se declararon más apasionadas por representar papeles de mujeres con defectos, caras descubiertas y complejos que sólo el glamur de Hollywood.

En una mesa redonda convocada por Los Angeles Times, en su sección de espectáculos Envelope, así lo expresaron también Viola Davis, Saoirse Ronan y Melissa McCarthy, todas con grandes posibilidades de nominaciones.

Kidman interpretó a una policía encubierta con problemas de adicción en Destroyer, así como a la madre de un adolescente enviado a un programa de conversión gay en Boy Erased.

 

También te podría interesar: Las 10 películas favoritas del 2018 de la Cineteca Nacional

 

Viola Davis interpretó a una mujer que debe realizar un atraco para liquidar las deudas de su difunto esposo en Viudas; Saoirse Ronan se enfrentó a un icónico monarca escocés en Mary Queen of Scots; Lupita Nyong’o apareció como espía encargada de mantener a Wakanda a salvo en Black Panther.

Amy Adams aborda a la figura política de la vida real Lynne Cheney en Vice; Marina de Tavira interpretó a una madre que confía mucho en su niñera para ayudarla con sus hijos durante el divorcio en la cinta Roma y Melissa McCarthy dio vida a una escritora que descubre que puede ganar dinero forjando recuerdos literarios en Can You Ever Forgive Me?

Estoy abrumada

A De Tavira, una actriz de teatro bien establecida en México, se le preguntó que si Roma le ha presentado a una audiencia completamente nueva y si por ello le interesa tener ahora una carrera cinematográfica internacional.

“En este momento estoy realmente abrumada por estar aquí y hablar con todas estas actrices increíbles. Ha sido increíble. Sabía que (Roma) iba a ser algo hermoso, pero nunca pensé que sería como la forma en que han estado recibiendo la película”, expresó.

Quiero decir que está en español, en blanco y negro, es realmente local, realmente se trata de México. Y de repente siento que todo el mundo habla de la forma en que pueden relacionarse con eso. Así que lo disfruto día a día, no sé qué sucederá después, apuntó.

“Cuando me llamaron a una audición para Roma me dijeron que no había maquillaje y que estaría muy relajada. Ellos sólo quieren ver quién soy, y no había maquillaje en absoluto en la película. Sólo pude olvidarme de cómo me veía. Eso ayudó mucho”, anotó.

Sentí pánico

A Nyong’o, quien nació en Uganda, creció en Ciudad de México y ahora radica en Estados Unidos, le preguntaron si después de ganar un Óscar por Doce años esclavo en 2014, no apareció en la pantalla por un tiempo y si eso fue por empecinarse en el tipo de papel que quería conseguir.

Haber logrado un papel tan innovador que me llevó a un Óscar fue extremadamente vertiginoso. Y era algo en lo que tenía que crecer. Porque había muchas cosas que se me ocurrían muy rápido, y tenía que darle sentido, señaló.

Lo que me dijeron mucho después de ganar fue: este es tu momento, aprovecha el día, entra, es ahora o nunca. Eso me hizo sentir un poco de pánico, porque no lo esperaba. Tuve que preguntarme: ¿para qué estoy en esto? ¿Hice esto por los elogios o lo hice por amor al trabajo?, manifestó.

Y me di cuenta de que lo hice porque me encanta actuar, es lo único por lo que tengo un apetito insaciable. Y tuve que darme permiso para fallar. Tenía que estar bien para seguir adelante y no romper las barreras, anotó.

Viola, por su parte, al hablar de Viudas, se le cuestionó sobre su trayectoria que ha estado haciendo con tanta confianza y alegría. ¿Sientes que hubo un momento en el que doblaste una esquina y te metiste en ti misma?, externó.

“No entras en ti de la noche a la mañana. Es gradual: fracasas, te levantas, golpeas otra pared, fallas otra vez, tienes un momento de éxito. Diría que realmente entré en mí misma con Cómo escapar del asesinato”, respondió.

Era un personaje que tenía todos los adjetivos que nunca se asociaron conmigo como actriz, recordó.

Había frustración

A Nicole Kidman se le preguntó sobre por qué se ha involucrado más en la producción de proyectos.

Al principio nació de la frustración, porque simplemente no me ofrecieron nada que tuviera alguna sustancia. Se siente muy bien. Realmente puedo hacer algo que me pone en un poco de control de mi destino, respondió.

Muchos de nosotros como actores no tenemos tanto control de nuestro destino, porque tanto como queremos tener papeles y oportunidades, muchas veces sólo obtienes aquello para lo que audicionas. La mayoría de las personas no tienen la opción de construir una carrera, aseveró.

Amy Adams intervino para expresar: Creo que prefiero producir. Me encanta estar en el set y ser parte de la solución, hacer que la gente me escuche. Eso era algo nuevo para mí. Como actriz, descubrí que si la gente me escuchaba o no, no confiaba en mi propia voz.

Sentí que ese no era mi lugar para hacer una sugerencia que mejoraría el día, mientras que, como productora, no tuve ningún problema y realmente me encantó. Y ahora estoy segura de que volveré a ser sólo una actriz contratada, anotó.

No hay suficientes mujeres directoras, se quejó Kidman. La única forma de cambiarlo es ir y convertirse en productora y directora, recordó que comentó con Meryl Streep alguna vez.

 

Notas Relacionadas