Esposa de Woody Allen lo defiende por acusaciones de abuso sexual

  • Esposa de Woody Allen lo defiende por acusaciones de abuso sexual

    Foto: Internet 

Fuente: 
Notimex
17-09-2018

Soon-Yi Previn, esposa de Woody Allen, negó los señalamientos de que el cineasta abusó sexualmente de una de las hijas de su expareja, la exactriz Mia Farrow, quien ha sostenido durante décadas que estos episodios sucedieron.

En una entrevista publicada en el sitio de la revista New York, Previn aseguró que Farrow, quien fuera su madre adoptiva, ha aprovechado el movimiento #MeToo contra el acoso sexual para generar atención sobre lo que supuestamente sucedió a su hija, Dylan Farrow.

“Lo que le sucedió a Woody es tan perturbador, tan injusto. (Mia) ha aprovechado el movimiento #MeToo y ha mostrado a Dylan como una víctima. Y toda una nueva generación está escuchando sobre eso cuando no deberían”, explicó Previn.

 

También te podría intersar: Cuarón representará a México en Premios Oscar con “Roma”

 

Previn también dijo que su niñez en Nueva York no fue feliz, y señaló que Farrow era física y verbalmente abusiva, negligente y que tenía claros favoritos entre sus hijos. Otro hijo de Farrow, Moses, ha expresado críticas similares contra la exactriz.

Nacida en Corea del Sur, Previn fue adoptada a los seis años de edad por Mia Farrow y el exmarido de Farrow, el conductor de orquesta André Previn. Tras su divorcio con el conductor, Farrow inició una relación con Allen, cuando Soon-Yi Previn tenía 11 años de edad.

La relación entre Allen y Previn, ahora de 47 años de edad, comenzó cuando ella tenía 21 años, mientras que el cineasta todavía mantenía una relación sentimental con Farrow.

Por su parte, Dylan Farrow negó que su madre la hubiera presionado para que hablara contra Allen, y afirmó que la entrevista solo servía para victimizarla de nuevo.

Mientras tanto, el hijo biológico de Allen y la exactriz, Ronan Farrow, uno de los periodistas que expuso las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine Harvey Weinstein, afirmó que ella fue una buena madre y que el texto de New York era injusto.

“Como periodista, estoy sorprendido por la falta de atención a los hechos, la negativa a incluir testimonios de testigos que contradirían falsedades en esta pieza, y la decisión de no publicar las respuestas de mi hermana”, escribió Ronan Farrow en su cuenta de Twitter.

Notas Relacionadas