Especiales

"Ant-Man and the Wasp", de lo macro a lo micro y viceversa

  • "Ant-Man and the Wasp", de lo macro a lo micro y viceversa

    Foto: Internet

Ahora sí, con el inicio de las vacaciones para millones de estudiantes de nuestro país, el verano cinematográfico se apodera de lleno de la cartelera nacional con la característica de que el 90 por ciento de las películas que habremos de chutarnos son por cortesía de Hollywood.

Y aunque esta época, en donde se programan títulos "bomba" en los que la taquilla registra sus mejores dividendos, no significa que sea con lo mejor de la cinematografía de la llamada "Meca del cine"; se trata de películas que apuestan por ser "taquillazos" que explotan fórmulas conocidas, ya probadas que garantizan ganancias, principalmente en géneros del gusto de la mayoría de público como las comedias, las películas de acción o las de super héroes; los filmes que se arriesgan o los que sí entienden que el cine es un arte y no sólo entretenimiento, se quedan para finales e inicios de cada año para que sean consideradas a los premios de la academia.

Así, en esta semana de fin de curso e inicio de vacaciones, llega a la cartelera la esperada "Hombre Hormiga y la Avispa" o como ya debemos decirles en su idioma original: "Ant-Man and the Wasp", una película que pertenece al "Marvel Cinematic Universe" (MCU) que llega un par de meses después de la apocalíptica y catártica (nótese el sarcasmo) "Avengers: Infinity War" y que a diferencia de esta donde todo se narraba de manera hiperbólica, la cinta del hombre que se empequeñece al tamaño de una hormiga regresa a la esencia del héroe local que se enfrenta al crimen común, en una ciudad común y a un villano (villana en este caso) que, aunque no tan común, no venía del espacio exterior ni quería destruir a media humanidad.

 

También te puede interesar: Bono advierte que la UE, ONU Y la OTAN están en riesgo

 

Aquí es donde radica el encanto de "Ant-Man and the Wasp": en la sencillez de contarnos una historia de super héroes donde no hay poderes mágicos, galácticos o mutantes que hagan creíble lo increíble, sino que con la ayuda de la ciencia podemos tener, en este caso, a una pareja de super héroes que, mediante una fórmula que permite la manipulación de la materia para alterar el tamaño de objetos orgánicos e inorgánicos, está lista para enfrentar el crimen.

La primera entrega de este formícido (hormiga) humano (Paul Rudd) sorprendió por su frescura y, precisamente, por ir en sentido opuesto a la destrucción masiva de "Avengers", algo que se repite en esta segunda entrega pero ya sin la sorpresa de un personaje carismático que, si bien lo sigue siendo en esta segunda parte, queda opacado por las situaciones planteadas en el guión y por los personajes femeninos del mismo: La Avispa (Evangeline Lilly) y la villana, "Fantasma" (Hannah John-Kamen), quienes de cierta manera se llevan el protagonismo relegando, casi, a un papel de patiño a Scott Lang, el llamado Hombre Hormiga.

Pareciera también que como cierto tipo de humor les funcionó en la primera entrega, tenían que repetirlo, pero, en lugar de contenerlo como la esencia del filme, aquí lo magnificaron e intentaron que cada vez que se pudiera deberían meter un chascarrillo o una situación cómica. Esto se ve claramente con el personaje hispano de Luis (Michael Peña) quien la vez pasada gustó mucho con su verborrea a la hora de contar una aventura, en esta ocasión lo vuelve a repetir y aunque arrancó risas, la verdad ya no fue tan gracioso.

En este espacio hemos reiterado la perogrullada de que las segundas partes responden a un interés económico y que en su mayoría no superan a sus predecesoras, a pesar de intentar todos los giros posibles para agradar al público, "Ant-Man and the Wasp" no es la excepción, y por partida doble, pues responde al interés de Marvel y su universo de películas y al "éxito" de su primera parte por lo que se siguió con la fórmula que la hizo destacada sacrificando espontaneidad y riesgo narrativo y temático.
Por eso, por un lado se agradece que se haya alejado de las mega batallas de los Vengadores, lo que le causó un problema: ¿qué argumento contar si  no era una amenaza mundial? La respuesta, y sin contarles mucho, se concentró en la búsqueda de la madre de Avispa, la esposa de Hank Pym (Michael Douglas), Janet Van Dyne (Michelle Pfeiffer) quien décadas atrás había quedado atrapada en el "Reino Cuántico" y ahora existe la posibilidad de rescatarla.

Aunque esta parte se explica en la trama, la verdad es que es poco clara, pues no se logra comprender cómo es que realmente se ubica a alguien en un "mundo" sub atómico que por lo mismo de ser micro exponencialmente resulta inmenso como el universo, por lo que una búsqueda a estos niveles nos parece tarea harto difícil que en la cinta se resuelve de una manera casi fortuita. Es como si la cinta fuera de lo macro a lo micro y viceversa.

En fin, "El Hombre Hormiga y la Avispa" llega para alimentar el verano cinematográfico como un producto más de entretenimiento que en esta ocasión no ofreció algo más de lo que ya habíamos visto con este super héroe que, eso sí, es de los más divertidos de Marvel y que nos permitió conocer a una heroína más, Avispa, que llega a este universo marveliano, no como lo merecía y que, quizás, sí sucederá con otro personaje femenino qué sí tendrá una honorable presentación: Captain Marvel.

Y hablando de visiones futuras, no se pierdan la escena post créditos de "Ant-Man and the Wasp" pues aquí encontrarán la liga con el MCU que vuelve a relacionar a este super héroe con sus amigos "Avengers".

Notas Relacionadas

Rusia 2018