Hollywood y el fin del mundo

  • Hollywood y el fin del mundo

    Foto: Internet

Fuente: 
Afp
04-07-2018

Los Ángeles. De la Biblia a Nostradamus, pasando por el calendario maya y el error del milenio, los fatalistas, fanáticos y religiosos fervorosos han estado fascinados con el fin del mundo.

Y a los directores de cine les encanta alimentar las grandes preocupaciones que surgen de la sobrepoblación, una plaga o el Armagedón nuclear.

El paquete de ficción distópica que viene a los cines y a los servicios de video por demanda en los próximos meses incluye Mortal Engines, de Peter Jackson; Inrang, de Kim Jee-woon; y Luxembourg de Myroslav Slaboshpytskyi.

 

También te puede interesar: Bono advierte que la UE, ONU Y la OTAN están en riesgo

 

Shawn Robbins, analista de Boxoffice.com, califica el género como la "definición del escapismo", una forma de arte que satisface un deseo primario de volver a lo básico.

"Estas películas son generalmente vistas como versiones pesimistas del futuro, lo que ciertamente es una interpretación válida, pero también pueden ser autoreflexivas en una forma positiva", dijo a la AFP.

"Es fácil ver los filmes posapocalípticos y distópicos como parte de nuestro destino inevitable, pero podemos también tomarlos como lecciones y parábolas porque, en el corazón de cualquier buena historia, la condición humana es explorada y desafiada".

"Vida habitual de rata”

Zombies, meteoritos y armas de destrucción masiva son normalmente las causas de los apocalipsis ficticios, aunque no siempre.

En Un lugar en silencio eran extraterrestres carnívoros, mientras que en Soy leyenda, La amenaza de Andrómeda, Doce monos y El planeta de los simios, el villano es un virus.

También están los desastres causados por el hombre como en Cuando el destino nos alcance, Waterworld y Wall-E, así como cuando el enemigo es la tecnología: Fuga en el siglo XXIII, El exterminador y Matrix.

Las películas Mad Max de George Miller de 1979-2015 inspiraron a un ejército de los llamados "cosplayers", que se reúnen en festivales para vivir sus fantasías como guerreros de la carretera tras el colapso de la civilización.

Cada verano, más de dos mil jinetes de escritorio dejan sus trabajos diarios para irse al festival Wasteland Weekend en el calor del desierto del sur de California.

"Es una oportunidad de alejarse de la vida habitual de rata de laboratorio y divertirse", dijo a la AFP en 2016 Joseph Hileman, de 52 años, un supervisor de seguridad de Concord, cerca de San Francisco.

"Fascinación macabra"

La visión apocalíptica del cineasta Mike P. Nelson, The Domestics, se estrenó en algunos cines de Estados Unidos y bajo demanda este fin de semana.

"Existe una especie de fascinación macabra de que todo se puede acabar en cualquier momento", dijo. "Es una extraña fantasía de la gente de que algo así puede pasar y creo que estas películas pueden dar un vistazo y permitirnos tener miedo por un momento y luego sentirnos a salvo".

Protagonizada por Kate Bosworth (Olas salvajes) y Tyler Hoechlin (Cincuenta sombras liberadas), esta cinta de 95 minutos, impactantes y sangrientos, está ambientada en el medio oeste de Estados Unidos, transformada en una tierra inhabitada y sin ley tras una atrocidad química inducida por el gobierno.

Bosworth y Tyler, una pareja separada que estaba en proceso de divorcio antes de que el mundo se volviera oscuro, deben aprender a sobrevivir en un paisaje angustioso y devastado por pandillas.

Notas Relacionadas