"Sueño en otro idioma" fue la ganadora del Ariel 60

  •  "Sueño en otro idioma" fue la ganadora del Ariel 60

    Foto: Cortesía | MNE

  •  "Sueño en otro idioma" fue la ganadora del Ariel 60

    Foto: Cortesía | MNE

  •  "Sueño en otro idioma" fue la ganadora del Ariel 60

    Foto: Cortesía | MNE

En un tono de indignación, tristeza y pronunciamientos en contra de la violencia que se vive en el país y con un sentir por los 3 estudiantes de cine de Jalisco, desaparecidos y asesinados por el crimen organizado, según las autoridades de ese Estado, y con la exigencia a los próximos gobernantes por mejores condiciones para el cine mexicano, se llevó a cabo la 60 entrega del Premio Ariel que otorga la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) a lo mejor de nuestra cinematografía, donde la gran ganadora fue la película, "Sueño en otro idioma" con seis estatuillas.

La cinta del director Ernesto Contreras, Presidente de la AMACC, la cual toca el tema del respeto hacia los pueblos indígenas, se llevó los galardones a Mejor Película; Mejor Actor para Eligio Meléndez; Mejor Guión Original para Carlos Contreras; Mejor Fotografía para Tonatiuh Martínez; Mejor Música Original para Andrés Sánchez Maher, además de la categoría de Mejor Sonido.

En segundo lugar se situó la cinta "La región salvaje", una película que aborda el problema de la violencia doméstica y social. Este filme se llevó cinco premios: Mejor Director para Amat Escalante; Mejor Actriz de Cuadro para Bernarda Trueba; Mejor Edición, así como Mejores Efectos Especiales y Visuales.

 

También te puede interesar: Diseñadora de moda estadounidense Kate Spade, se suicida

 

"Tiempo compartido" de Sebastián Hofmann y "Vuelven", de Issa López obtuvieron dos galardones cada una: Mejor Coactuación Masculina para Miguel Rodarte y Mejor Actor de Cuadro para Andrés Almeida; Mejor Revelación Masculina para el niño Juan Ramón López y Mejor Maquillaje para Adam Zoller, respectivmente.

En el rubro de las mujeres, el Ariel a Mejor Actriz fue para Karina Gidi por "Los adioses"; la Mejor Coactuación Femenina fue para Verónica Toussaint por "Oso Polar" y la Mejor Revelación Femenina fue para Ana Valeria Becerril por "Las hijas de Abril".

Celebrada en el Palacio de Bellas Artes, la ceremonia 60 del Ariel que estuvo enmarcada por la protesta constante, inició con un número musical a cargo de la cantante Lila Downs, para después dar paso al primer actor, Héctor Bonilla, quien resaltó la importancia del cine mexicano para hablar de su realidad, sobre todo la que actualmente nos aqueja con los índices de violencia que vivimos por lo que hizo un llamado para que el cine mexicano sea un aladid de la protesta y la justicia.

En este sentido, y al grito de "No son tres, somos txdxs", se recordó a los tres estudiantes asesinados de la Universidad de Medios Audiovisuales  de Guadalajara: Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos. Tres jóvenes estudiantes de cine, dos mujeres y un hombre subieron al escenario para leer un manifiesto en contra de la violencia y las desapariciones de jóvenes que se registran en el país desde hace tiempo. Mientras los jóvenes leían su discurso, algunos asistentes a la ceremonia levantaban su puño solidario. 

Luego subió al estrado el cineasta Juan Mora Catlet para presentar al cinefotógrafo Toni Kuhn, ganador del Ariel de Oro por trayectoria, no sin antes solicitar un minuto de silencio por los tres estudiantes de cine asesinados y pidió a los asistentes que se pusieran de pie. y al finalizar el lapso, un grito solitario de "vivos se los llevaron, vivos los queremos se dejó escuchar en el llamado "recinto de mármol".

En su intervención, Kuhn recordó su infancia y la manera en cómo llegó a México desde Europa, "venía por tres meses, han pasado 54 años y sigo aquí", dijo y recordó también los tiempos aciagos de 1968 que le tocaron vivir. Al final lanzó una pregunta: ¿cuántas películas nos faltan hacer para cuestionar a la sociedad?

Posteriormente, el Presidente de la Academia, Ernesto Contreras subió al escenario y se solidarizó con los padres de los niños muertos en la Guardería A B C, a 9 años de esa tragedia y luego se pronunció a nombre de la comunidad cinematográfica del país y exigió a las autoridades salientes y venideras un mayor presupuesto a la cultura y por ende, mejores condiciones de exhibición para el cine mexicano, pues en el país el 72% no tiene acceso al cine, ya sea por lejanía o falta de recursos para asistir.

"Exigimos que nuestras películas sean vistas en las mejores condiciones, exhortamos a la comunidad de creadores, que se comprometan a vigilar que se cumplan estos derechos. El cine ha sido parte fundamental de la memoria de este país durante más de un siglo, pero también incomoda cuando el poder no está de acuerdo con su expresión. Este año se cumplen 50 años de lo sucedido en 1968 y el cine estuvo ahí para documentarlo. Exigimos el derecho a filmar, a seguir filmando sin miedo, a que no nos maten o nos desaparezcan, a que no nos violen, a que no nos callen. No podemos salir a filmar con miedo", sentenció Contreras.

Otro momento relevante de la noche fue cuando la primera actriz, Queta Lavat, pasó a recibir su Ariel de Oro por trayectoria, de manos del actor Jesús Ochoa. La actriz que en 1945 debutó en el cine cuando tenía 15 años; "hagan cuentas", dijo sonriente, mencionó a las personalidades con las que tuvo la fortuna de trabajar, tanto directores como "El Indio" Fernández, Alejandro Galindo, Ismael Rodríguez, entre otros, así como actores de la talla de Pedro Infante, Jorge Negrete y más.

La AMACC recordó que este año se conmemora el 50 aniversario del movimiento estudiantil del 68 por lo que se proyectaron imágenes de películas icónicas de este movimiento como "El grito" y "Rojo amanecer", además de una interpretación musical a cargo de Saúl Hernández y el grupo "Gran sur". Tocarón: "Antes de que nos olviden".

Uno de los premios finales que se entregaron fue el de Mejor Largometraje Documental. "La libertad del diablo", de Everardo González fue la que se alzó con este reconocimiento y a decir de su director, este trabajo no debería existir, pues habla de una realidad muy cruda como es la violencia del crimen organizado, el ejército y la policía que, en esta guerra, se manifiesta de ida y vuelta.

"Es un retrato atroz que no debería hacerse y a seis años de su realización, lamentablemente la violencia sigue vigente y coyuntural, y eso debería darnos vergüenza", expresó.

Otros ganadores fueron: "Una mujer fantástica" como Mejor Película Iberoamericana, cinta ganadora del Oscar en la edición de este año; los cortometrajes "Oasis", "Cerulia" y "La muñeca tetona" en los rubros de ficción, animación y documental, respectivamente.

En Diseño de Arte, el Ariel fue compartido para las cintas: "La habitación" y "El elegido"; Mejor Vestuario fue también para "La habitación", y la Mejor ópera Prima fue para "El vigilante", de Diego Ros.

Notas Relacionadas

Rusia 2018
Video Relacionado: