Separar familias es desalmado: Josh Brolin

  • Separar familias es desalmado: Josh Brolin

    Foto: Internet

Fuente: 
AFP
29-06-2018

Sicario 2 no puede ser más oportuna: se estrena mañana en Estados Unidos justo cuando el gobierno de Donald Trump trata de contener la crisis generada por la separación de más de 2 mil niños de sus padres indocumentados para procesarlos.

La segunda parte de esta película pone el foco en la humillación y maltrato que sufre la gente que quiere cruzar a Estados Unidos desde México, entre ellos niños no acompañados.

El protagonista del filme, Josh Brolin, dijo que fue una experiencia visceral ver cómo se desarrollaba esta crisis en la que niños terminaron en especies de jaulas o albergues ubicados a miles de kilómetros de sus padres.

 

Tambien te puede interesar: "Flores blancas", una pieza dancística para ahuyentar la tristeza

 

Brolin, de 50 años, asegura que no está en contra de la política de tolerancia cero a la inmigración clandestina, y hasta se aventura a decir que ahora mismo se siente como si Trump ha hecho cosas buenas. Pero, para él, hacer sufrir a los niños sobrepasa los límites.

¿Qué vas hacer con los 2 mil niños que han sido separados? Toda esta situación me parece desalmada.

La trama de Sicario 2: Soldado empieza con la sospecha del gobierno de Estados Unidos de que cárteles de la droga de México ayudan a yihadistas a cruzar la frontera.

Brolin representa al agente de la CIA Matt Graver, quien recluta al misterioso Alejandro (Benicio del Toro) para provocar una guerra entre estas bandas criminales secuestrando a la hija de un capo (Isabela Moner).

Esta película de acción de Stefano Sollima muestra ese despiadado mundo en la frontera, el narcotráfico, la trata de personas y la política exterior estadunidense.

El tema de la separación de niños afecta también a Brolin porque está a la espera de una hija de su tercer matrimonio con la actriz Kathryn Boyd.

Ya han pasado décadas desde que cambió un pañal: su hijo e hija de su primera esposa, Alice Adair, tienen 30 y 25 años, respectivamente. Pero aseguró que está listo.

Me encantan los niños, me encanta estar alrededor de ellos, así que la idea es grandiosa.

Brolin es hijo del actor James Brolin, quien estuvo casado con Barbra Streisand por 20 años, pero a pesar de crecer rodeado de cámaras, la actuación no le llamó la atención hasta que consiguió un papel en el clásico Los goonies (1985).

Hasta entonces, tuvo una adolescencia marcada por el robo de autos y el uso de heroína.

Los papeles no llovieron e incluso tuvo problemas financieros por años. Entró en la élite de la actuación con Sin lugar para los débiles, de los hermanos Coen, y ganó una nominación al Óscar por su papel en Milk (2008).

Ha probado cómo puede ser un actor versátil al trabajar con otros grandes de Hollywood, como Guillermo del Toro, Ridley Scott y Oliver Stone.

En 2010 era lo suficientemente exitoso para incluso rechazar un papel estelar en Birdman, de Alejandro González Iñárritu −que ganó cuatro Óscares−, porque tenía un viaje planificado para visitar a su hijo en Tailandia. De esa decisión, admitió, le quedó la sensación del qué hubiera pasado si....

En los pasados ocho meses trabajó en el drama Sólo los valientes y en dos películas de superhérores Avengers: Infinity War Deadpool 2.

Algunos periodistas especializados dicen que este es el verano de Brolin.

Y, ¿qué viene después?, ¿el otoño de Brolin?, dice en una broma que sirve en inglés porque otoño es fall, que también significa caída. Hay altos y bajos, y eso está bien.

En su agenda están las secuelas de Deadpool y Avengers, además de una comedia de televisión para el servicio de streaming Hulu basada en su vida y llamada Untitled Josh Brolin Project.

Sobre una tercera entrega de Sicario, dijo que la idea le atrae, pero aún no está ciento por ciento convencido. “Una parte de mí dice: ‘sí, es una gran idea’, otra dice: ‘no sé’”.

 

Notas Relacionadas