Festival Macabro promete aquelarre cinematográfico

  • Festival Macabro promete aquelarre cinematográfico

    Foto: Internet

“Dicen que si bailas alrededor de una hoguera después de la medianoche durante el mes de agosto, el Macabro se materializa por 13 días para protagonizar el aquelarre que se prolongará por 13 días y 13 noches en honor a los monstruos cinematográficos que llegarán a las pantallas de la CDMX”

Todo se encuentra listo para que durante 13 aciagos días, del 21 de agosto al 2 de septiembre de 2018, los capitalinos participen en el aquelarre cinematográfico más importante de la ciudad de México: el Festival Internacional de Cine de Horror Macabro que en su XVII edición, promete una diversidad de filmes y actividades que a más de uno le robará el aliento.

Clases magistrales, talleres, retrospectivas, homenajes, sesiones de preguntas y respuestas con invitados, fiestas, música y promoción turística, son parte de las actividades que acompañarán al plato fuerte cinematográfico compuesto por largometrajes y cortometrajes con temática de horror. En paralelo, desde el 15 de agosto, se realizarán algunas de estas actividades.

 

También te puede interesar: Hollywood no quiere olvidar el cine mudo

 

La decimoséptima edición de Macabro se exhibirá en las siguientes sedes: Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris", Cineteca Nacional, Cinematógrafo del Chopo, Casa del Cine, Museo de la Ciudad de México, Biblioteca de México, Museo Archivo de la Fotografía, Museo de la luz, Circo Volador, Cine Villa Olímpica, Foro Quetzalcóatl, Circuito de FAROs, entre otras.

La imagen que identifica esta edición 17 del Festival Macabro, precisamente, representa 13 brujas que danzan alrededor del fuego. El diseño fue realizado por Diego Álvarez y Roxana Ruiz, quienes han sido los creadores del arte del festival desde 2007, y está inspirado en las obras clásicas de aquelarres medievales, así como de la película mexicana de culto, Alucarda.

Macabro es el primer festival de cine de género en México y el segundo en Latinoamérica después del Buenos Aires Rojo Sangre.  Fue creado como un espacio de exhibición para el cine de horror contemporáneo así como del rescate y revaloración del cine clásico y de culto, el impulso al desarrollo de la creación mexicana y latinoamericana del mismo; la revisión histórica y el apoyo al talento emergente, con un modelo de programación que ha marcado un antes y un después en la exhibición cinematográfica del cine de horror y fantástico en México.

Su sede es la Ciudad de México, desde su creación en 2002, donde ha echado profundas raíces y se ha enfocado de la creación de públicos para el género y sus diferentes expresiones.

El festival es un proyecto cultural independiente que cuenta con el apoyo y el reconocimiento del gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría de Cultura y del PROCINE, la Cineteca Nacional, el Instituto Mexicano de Cinematografía y la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras instituciones.

En casi 17 años se ha consolidado como uno de los festivales más respetados del circuito en México y Latinoamérica. 

Notas Relacionadas