Especiales

México festina “chantaje” de Trump

  • México festina “chantaje” de Trump

    Foto: Internet

El gobierno mexicano festina el chantaje de Donald Trump, presidente de Estados Unidos al exentar a Mexico de la aplicación de arancel en el acero si conseguía mejores dividendos para su país en la actualización del TLCAN.

En un comunicado, la Secretaria de Economía que encabeza Ildefonso Guajardo, se “engalló” al declarar que la negociación del TLCAN no debe estar sujeta a condicionamientos ajenos al proceso.

En el mensaje, expuso el anuncio de Estados Unidos de una serie de medidas para restringir sus importaciones globales de acero y aluminio, las cuales quedarán sujetas a aranceles de 25% y 10%, respectivamente.

 

También te puede interesar: Excluídos México y Canadá de los aranceles al acero y aluminio: Trump

 

De acuerdo con la decisión, México quedará excluido de dichas medidas.

En los últimos 20 años, la industria del acero y aluminio de América del Norte ha logrado un alto grado de integración. Los tres países de la región nos hemos convertido en los principales proveedores y compradores del acero norteamericano.

Hace más de dos años, ante el exceso de capacidad en la producción global de acero, México tomó medidas oportunas y efectivas para defender a nuestra planta productiva, incrementando nuestros aranceles hacia los países generadores de esa sobrecapacidad.

Gracias a esas acciones, reorientamos nuestras importaciones de acero a América del Norte, mostrando que es posible atender esta problemática y cumplir con nuestros compromisos internacionales en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

México reconoce los problemas de exceso de capacidad en la industria de acero a nivel global, y seguirá trabajando en la búsqueda de una solución de largo plazo, en el marco de los foros que abordan estos temas de manera específica: el Comité de Comercio de Acero de América del Norte, el Comité de Acero de la OCDE, y el Foro Global sobre Exceso de Capacidad del Acero.

El proceso de negociaciones para la modernización del TLCAN sigue su curso de manera independiente a ésta o cualquier medida de política interna que tome el gobierno de Estados Unidos. México reitera que la negociación del TLCAN no debe estar sujeta a condicionamientos ajenos al proceso.

Notas Relacionadas