FMI Mejora proyección de crecimiento para AL en 2018

  • FMI Mejora proyección de crecimiento para AL en 2018

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
25-01-2018

El alza de las inversiones y de los precios de las materias primas beneficiarán la recuperación económica en América Latina y el Caribe en 2018, mejorando la expansión del Producto Interno Bruto regional que crecerá a un ritmo de 1.9 por ciento, destacó  el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al presentar la actualización regional de su reporte Proyecciones Económicas Mundiales, el FMI hizo notar que las tendencias recientes de la economía mundial y de los mercados financieros constituyen buenas noticias para América Latina y el Caribe, dando un impulso que llevará el crecimiento a un 2.6 por ciento en 2019.

El reporte parece sugerir que Venezuela se está convirtiendo en un lastre para el crecimiento regional, pues excluyendo del cuadro a la nación bolivariana, las proyecciones presentan una mejoría sustancial, colocando la expansión en 2.5 y 2.8 por ciento para este y el proximo año, de manera respectiva.

 

También te puede interesar: PROFECO alerta sobre fraudes en gestoras de crédito

 

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio del FMI, hizo notar que a diferencia de lo que se anticipa este año, el consumo y las exportaciones fueron los principales impulsores del crecimiento en 2017, cuando el incremento en la región se ubicó en 1.3 por ciento.

Ese cierre representó una mejora mínima de una décima de punto porcentual respecto a la proyección que el FMI dio a conocer en su reporte de octubre pasado.

“Es alentador constatar que la inversión ya no es un lastre y se prevé que sea un factor importante para la aceleración del producto este año y el próximo. La inflación retrocedió significativamente en 2017 en muchos países, dejando cierto margen para una política monetaria más acomodaticia”, dijo.

El FMI hizo notar que la recuperación es generalizada en toda la región, si bien destacó que en el caso de México, Centroamérica y algunos países del Caribe se están beneficiando de un crecimiento más vigoroso en Estados Unidos.

Anticipó que la reforma tributaria en Estados Unidos aprobada el año pasado, probablemente estimulará la inversión y el consumo privados a corto plazo, impulsando el crecimiento de su economía a 2.7 por ciento en 2018 y 2.5 por ciento en 2019.

Werner dijo que además del favorable entorno mundial, otro factor que incidirá de manera favorable y dará ímpetu a la actividad, especialmente en Sudamérica, será el fin de las recesiones en Brasil, Argentina y Ecuador, donde se proyectan crecimientos de 1.9, 2.5 y 2.2 por ciento, respectivamente para este año.

Se prevé que el crecimiento en Centroamérica y el Caribe continuará siendo vigoroso este año, con tasas de 3.9 por ciento en ambos casos, aunque en este último, algunas naciones duramente golpeadas por los huracanes en 2017 tienen por delante una prolongada recuperación.

Por lo que toca a Venezuela, el FMI anticipa una caída de 15 por ciento en la actividad económica, con lo cual la contracción registrada desde 2013 alcanzará casi 50 por ciento, resultado de significativas distorsiones y desequilibrios macroeconómicos exacerbados por el colapso de la exportación petrolera.

El fondo proyecta además que la inflación en Venezuela fue superior al dos mil 400 por ciento en 2017 y que oscilará en 13 mil por ciento en 2018, alimentada por el financiamiento monetario de un profundo déficit fiscal y la pérdida de confianza en la moneda nacional.

El escenario presenta también riesgos para la recuperación de la región, incluyendo las elecciones programadas en muchos países, que a decir de la institución “rodearán de incertidumbre la situación económica y política a lo largo del próximo año”.

“Las presiones para adoptar políticas aislacionistas en las economías avanzadas, manifestadas por ejemplo en el repliegue de la integración transfronteriza, y factores como las tensiones geopolíticas mundiales y los fenómenos meteorológicos extremos podrían acentuar la incertidumbre”, señaló.

Advirtió asimismo que las condiciones en los mercados financieros podrían hacerse más restrictivas si la inflación aumentara más de lo esperado en Estados Unidos “o si las vulnerabilidad financiera internacional se acumula debido a una toma excesiva de riesgos durante el dilatado período de tasas de interés muy bajas y escasa volatilidad de los precios de los activos”.

 

Notas Relacionadas