Aspectos regulatorios y sanitarios son prioridad para TLCAN

  • Aspectos regulatorios y sanitarios son prioridad para TLCAN

    Foto: Internet

 

Ante la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) y el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) se reunieron con expertos en temas regulatorios, provenientes de México, Estados Unidos y Canadá para analizar las oportunidades, retos y posibles riesgos a presentarse en la negociación. Ambos organismos apuntan que el diálogo es la única vía para llegar a un acuerdo que sea de beneficio para las empresas mexicanas.

“Diariamente pasan más de 300 mil personas a la frontera Norte con Estados Unidos, lo que quiere decir que el movimiento de bienes es un gran reto para poder avanzar en la diversificación de comercio. El TLCAN requiere tiempo y coordinación para generar acuerdos de calidad con áreas de oportunidad; CONCAMIN demuestra, con sus diferentes sectores, la proactividad e importancia del diálogo en equipo al preocuparse por el futuro de México”, argumentó el Dr Francisco Leopoldo de Rosenzweig Mendialdúa, Ex Subsecretario de Comercio Exterior en la Secretaría de Economía y hoy Socio de White & Case.

México es el segundo socio comercial de Estados Unidos, por lo que una renegociación o retirada del TLCAN por parte del país del norte -como ha amagado Donald Trump- sería una acción que afectaría a los tres países del tratado (México, Canadá y Estados Unidos), según Sr. Jeffrey G. Weiss, Ex Funcionario de alto nivel en la Oficina del Representante Comercial (USTR por sus siglas en inglés) y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

 

También te puede interesar: Iniciará Consulta Nacional sobre el TLCAN

 

“El TLCAN es de vital importancia para la economía norteamericana. Desde que entró en vigor en 1994, los tres países generan el 16% del comercio mundial; el comercio trilateral total aumentó en un 370% entre 1994 y 2016. Canadá y México son los dos primeros países exportadores de 26 estados de los Estados Unidos, incluyendo 8 de las 10 economías más grandes; 125 mil PYMES estadounidenses exportan a Canadá y México y ambos países generan cerca de 14 millones de empleos en los Estados Unidos” argumentó Sr. Jeffrey G. Weiss, quien agregó que las negociaciones para el TTP deben servir como base para las nuevas normas e innovaciones del TLCAN, pues es el acuerdo estándar más alto que los tres países han negociado.

Actualmente, los miembros del TLCAN intercambian cerca de 2 mil 600 millones de dólares (mdd) en productos al día, lo que equivale aproximadamente a 108 mdd por hora, según datos de la American Chamber México.

Por su parte, Peter Pauker, Director en P-Squared- Consulting (Ottawa, Canadá), señaló que una de las oportunidades del TLCAN es la evaluación conjunta de riesgos en medidas relativas a la normalización, sanitaria y fitosanitarias: “necesitamos establecer un orden en el que se desarrollen estándares para los tres países. Actualmente la inflación es alta y esto recae en las industrias, los contribuyentes pagan de más. Es necesario alentar a un dialogo, de no ser así, puede convertirse en una pesadilla burocrática”.

Juan Antonio Dorantes Sánchez, Ex Director General de Reglas de Comercio Internacional en la Secretaría de Economía agregó que una de las estrategias es la calidad y convergencia de productos en los tres países: “es necesario un Plan Estratégico de Normalización que permita regular las diferentes áreas y productos; además de generar una cooperación regulatoria en alimentos y bebidas, productos farmacéuticos, textil, electrónico, automotriz y productos agropecuarios”.

Aunado a ello, el presidente de la Comisión Agroindustria y Pesca de CONCAMIN, Amadeo Ibarra Hallal, dijo que “el TLCAN es un instrumento para facilitar el intercambio comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. Tenemos la oportunidad de modernizar algunos capítulos del tratado con temas que pueden mejorar el intercambio comercial, sobre todo el aspecto de regulación y sanitario. México debe consolidarse y diversificarse como exportador de productos en América del Norte. Como sector privado, estamos obligados a participar, empujar y preservar el comercio mexicano”

Asimismo, Mauricio García Perera, Vicepresidente de CNA, señaló que el sector agroalimentario el año pasado cerró alrededor de 31 mil millones de dólares  y a expectativa para el 2018 se espera que cierre con 33 mil millones. Además aseveró que el TLCAN es una renegociación en equipo, de lo contrario habrá desbalances: “planear la renegociación también significa quitar normas y consolidar opiniones”.

“CONCAMIN profundiza de manera técnica y profesional el conocimiento del tratado y continúa consultas con los diferentes sectores para seguir en la labor de análisis de propuestas y escenarios ante la renegociación. Los precios entre los tres países están convergiendo, incorporando temas logísticos y regulatorios como el etiquetado, que pudieran minimizarse sin descuidar el tema de control. Clave para preservar los negocios” concluyeron los representantes de la industria. 

Notas Relacionadas