Águilas de Filadelfia campeón del Super Bowl LII

  • Águilas de Filadelfia campeón del Super Bowl LII

    Foto: Internet

 

En juego dramático que incluyó un pase de "ave maría" en los últimos segundos, las Águilas de Filadelfia se proclamaron campeones del Super Bowl al derrotar 41-33 a los Patriotas de Nueva Inglaterra, con lo que conquistaron su primer trofeo Vince Lombardi en la historia de la franquicia.  

Los Eagles rompieron todos los pronósticos al ser el primer equipo que a pesar de haber sido el sembrado número uno de su conferencia, enfrentó todos sus juegos de playoffs sin ser considerado como favorito, incluído el Súper Tazón

Por otro lado, los Patriotas se quedaron con las ganas de repetir la hazaña que realizaron al arranque del nuevo milenio, cuando ganaron tres títulos en cuatro años al alzar el trofeo de campeón en 2002 (Super Bowl XXXVI), 2004 (Super Bowl XXXVIII) y 2005 (Super Bowl XXXIX). 

 

También te puede interesar: La carne de cerdo mexicana será un nuevo jugador en el Súper Bowl

 

Con una gran actuación en todos los playoffs y confirmada en el máximo juego de la NFL, el mariscal de campo de Filadelfia, Nick Foles, fue el ganador del premio al Jugador Más Valioso (MVP) al completar 28 pases de 43 intentos, para 373 yardas, 3 pases de touchdown, 1 touchdown anotado como receptor y una intercepción. 

Las acciones en el emparrillado    

Los comandados por el coach Doug Pederson tuvieron la primera serie ofensiva del juego y tras avanzar hasta la zona roja, se tuvieron que conformar con un gol de campo tras un castigo de salida en falso de su linea ofensiva que le rompió el ritmo a su ataque. 

Era el turno para Tom Brady, el considerado por muchos como el mejor quarterback de la historia arrancaba el octavo super bowl en su carrera, buscando imponer toda su experiencia y tras acercar a su equipo hasta territorio rival, empatarían el marcador 3-3 con gol de campo de Stephen Gostkowski. 

Para el segundo cuarto un pase de Nick Foles a Alshon Jefferey y un acarreo de Legarrette Blount para touchdwons, las Águilas se fueron arriba en el marcador, pero fallaron punto extra y conversión de dos puntos respectivamente para que el marcador se quedara en 15-3. 

Sin embargo, Nueva Inglaterra es un equipo acostumbrado a venir de atrás en juegos de súper domingo y no se darían por vencidos en esta ocasión pues con touchdown terrestre de James White se acercaron a tres puntos. 

Las grandes victorias se tienen que escribir con grandes jugadas y eso fue lo que intentaron las Águilas hasta el final, pues en una de las jugadas más sorpresivas en la historia de los Super Bowls, engañaron a la defensiva rival y su Nick Foles, el encargado de enviar los pases se mimetizó en receptor y atrapó pase de touchdown ante la incredulidad de propios y extraños. 

Show de medio tiempo    

Tras una primera mitad de grandes acciones en el emparrillado, era hora del espectáculo de medio tiempo que de espectacular no tuvo mucho, pues desde un inicio, cuando se dio a conocer que Justin Timberlake sería el encargado del show, no tuvo mucha aprobación de parte de los aficionados a la NFL

Cierre de alarido 

En la segunda mitad el tiroteo de ambos mariscales de campo continuaría en duelo de dar y recibir, en donde las defensivas brillaron por su ausencia en la mayor parte del juego. 

Con un par de pases de TD de Brady y uno de Foles más gol de campo de Jake Elliott, pondrían la pizarra 29 a 26 en favor de las Águilas para el cierre del tercer cuarto. 

En el cuarto capítulo a Brady parecían no pesarle los 40 años de edad y con un nuevo pase de anotación, ahora dirigido a Rob Gronkowski remontaron en el marcador y se pusieron por primera vez arriba en el duelo con marcador de 32-33. 

La polémica va ligada con las emociones que nos ofrece el Super Tazón y en esta edición LII no sería la excepción ya que el tercer pase de TD de Nick Foles hacía su ala cerrada, Zach Ertz, tuvo que ser revisada por la controvertida regla del proceso de recepción que al final fue confirmada por los oficiales como atrapada válida y anotación para devolverle la ventaja a los de Filadelfia por 38 a 33. 

La defensiva de las Águilas, una de las mejores de la liga y que había estado ausente durante gran parte del partido, apareció en el momento oportuno y ejercieron presión hacia Tom Brady provocando un balón suelto que recuperaron y terminar cobrando un gol de campo para dejar poco más de un minuto en el reloj con el partido 41-33. 

Pese a no tener tiempos fuera y con el reloj como un nuevo rival, Nueva Inglaterra tenía una última esperanza en busca de anotar touchdown con su respectiva conversión de dos puntos para empatar el partido. 

Brady y compañía acercaron el balón hasta el medio campo y con sólo segundos en el reloj, lanzaron el pase denominado "ave maría" en busca de una recepción milagrosa que no llegó. 

El cronómetro se colocó en ceros y en automático la afición que viajo de Filadelfia a Mineápolis estalló en júbilo, los jugadores en las bandas y la prensa invadieron el terreno de juego, papeles verdes y blancos tapizaron el césped del U.S Bank stadium como la nieve tapiza a la ciudad a las afueras. 

El trofeo Vince Lombardi tiene un nuevo conocido. Las Águilas levantaron el vuelo más alto que nunca y regalaron una de las mayores felicidades a una ciudad que no está muy acostumbrada a ganar campeonatos en el mundo del deporte.     

Notas Relacionadas

También puede interesarte

Los datos curiosos del Super Bowl LII

Las Águilas de Filadelfia ganaron el primer Super Bowl en su historia y con ello la división Este de la Conferencia Nacional es la única en la NFL donde sus cuatro equipos han alzado el Vince Lombardi: Vaqueros (5 veces), Gigantes (4 veces), Pieles Rojas (3 veces) y Águilas (1 vez).|Foto Internet.

05-02-2018