Abierto de Tenis dejará gran derrama económica para Acapulco

  • Abierto de Tenis dejará gran derrama económica para Acapulco

    Foto. Internet

La ciudad de Acapulco será testigo una vez más de esta creciente competencia que además de aumentar en espectáculo deportivo, también deja un ingreso económico para el puerto guerrerense ya que en la edición del 2017 hubo una derrama de 694.3 millones de pesos.  

El AMT ha sufrido algunos cambios a lo largo de su historia que han impulsado su crecimiento. El torneo nació en el ya lejano 1993 y se jugó en la altura de la Ciudad de México hasta el año 2000 para después mudarse al nivel del mar de Acapulco para un mejor rendimiento de los tenistas. 

Desde su inicio, el Abierto Mexicano se jugó en cancha de arcilla en una etapa dominada por argentinos y españoles, entre ellos el alicantino David Ferrer, quién es, junto al austriaco Thomas Muster, el máximo ganador del torneo con cuatro títulos. 

 

También te puede interesar: Selección Femenil de EUA sostendrá dos amistosos contra México

 

Sin embargo, el jugar sobre esta superficie provocaba que las máximas figuras del tenis rechazaran participar en el torneo debido a que los campeonatos sobre el polvo de ladrillo, a excepción del Grand Slam Roland Garros, cada vez están más cerca de la extinción. 

Debido a ello en 2014 los organizadores decidieron cambiar la superficie de juego por el cemento con lo que se garantizó la presencia de tenistas de élite y un salto a torneo categoría 500 de la Asociación de Tenistas Profesionales, la tercer mejor clasificación para las competencias, atrás de los cuatro Grand Slam y los Masters 1000. 

Para esta edición, el Abierto Mexicano de Tenis contará con la presencia de siete tenistas que están clasificados dentro del top ten del ranking de la ATP, encabezados por el número dos del mundo, Rafael Nadal, seguidos de Marin Cilic (3), Alexander Zverev (5), Dominic Thiem (6), Jack Sock (8), Kevin Anderson (9) y Juan Martín Del Potro (10). 

Por su parte, en la rama femenil destacan las tenistas Sloane Stephens, Kristina Mladenovic, Shuai Zhang, Irina-Camelia Begu y Alizé Cornet.  

Asimismo, el crecimiento del AMT se ha reflejado en la cobertura nacional e internacional ya que serán 150 medios de comunicación los que se den cita en Acapulco para llevar las noticias y resultados a 72 países a través de 90 televisoras, así como medios impresos y electrónicos. 

Organizar el evento cuesta entre 8 y 10 millones de dólares. Hay cerca de mil 100 personas trabajando durante el Abierto y se ocuparán más de 7 mil 500 cuartos-noche durante el torneo. 

Finalmente, el Abierto Mexicano no olvida sus raíces en la Ciudad de México y para ello se montó una exposición de 50 pelotas de tenis gigantes decoradas por diseñadores nacionales, con el fin de acercar a los capitalinos al deporte blanco y al torneo más importante de Latinoamérica, la cual está montada en el Paseo de la Reforma desde el 4 de febrero. 

Notas Relacionadas

Rusia 2018