Tenimesista mexicano listo para Juegos Paralímpicos Tokio 2020

  • Tenimesista mexicano listo para Juegos Paralímpicos Tokio 2020

    Foto: Cortesía | MNE

Víctor Eduardo Reyes Turcio, clasificado como uno de los mejores del mundo en la categoría TT2 Sub 23, realiza una concentración en el CEPAMEX, de cara a su compromiso fundamental del año, el Campeonato Parapanamericano Costa Rica 2017, que otorgará pases directos al Mundial 2018 de Para Tenis de Mesa.

El tenismesista de 22 años, iniciará en la justa continental que se realizará del 30 de noviembre al 3 de diciembre, su camino a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 y buscará su boleto a la que sería su primera justa mundialista Eslovenia 2018.

“Empecé en el tenis de mesa muy chico, a los 11 años, en una categoría diferente a la que juego ahora, debido a que mi problema es degenerativo, a los 12 años me tocó ir a los Juegos Parapanamericanos Río 2007 y quedé en cuarto lugar, cuatro años más tarde, en Guadalajara 2011 gané la medalla de plata”, rememoró el multimedallista de Paralimpiada Nacional.

 

También te puede interesar: Planeación nutricional un rival difícil de vencer

 

El representante del Estado de México, quien tiene distrofia muscular, trastorno genético que debilita los músculos, pasó recientemente de la categoría TT6 de pie, a la TT2 en silla de ruedas.

“Tengo ya de alguna manera, conocimientos sobre el deporte porque lo empecé desde muy chiquito y ahora lo estoy retomando, pero aun así la dinámica cambia mucho de jugarlo de pie a practicarlo en silla, ahora son más los recursos que hay que fomentar para poder tener mejor desarrollo”, reconoció el originario de la Ciudad de México.

Con apenas unos meses en la categoría TT2, Víctor es una de las jóvenes promesas para México en este ciclo paralímpico.

“Me siento fuerte en esta categoría y siento realmente que puedo ganar mi pase al Mundial, conozco a los rivales porque cuando jugaba de pie los veía, nunca he jugado contra ellos, pero si los ubico quiénes son, cómo juegan y qué nivel traen, sobre eso tengo una perspectiva y siento que si hay posibilidades de conseguir la calificación”, destacó el joven de tez blanca y ojos oscuros.

La pasión por su deporte revela que su fuerza no sólo está en sus músculos, sino en su espíritu.

“Cuando uno piensa en tenis de mesa cree que sólo es pasar la pelotita y no hay tanto desgaste físico, pero no es así, yo empecé a practicarlo y a los tres meses fui a un Abierto de convencionales, categorías Sub 13 y Sub 15 y lo gané en las dos categorías, en ese evento me encontré a la que era entrenadora nacional de la selección paralímpica, quien me invitó a participar en el Nacional Paralímpico y también lo gané, así empecé y me apasioné por este deporte”, compartió.

Notas Relacionadas