LFA se abre a la inversión privada; Los Mayas ya tienen dueño

  • LFA se abre a la inversión privada; Los Mayas ya tienen dueño

    Foto: Javier Briseño Domínguez

  • LFA se abre a la inversión privada; Los Mayas ya tienen dueño

    Foto: Javier Briseño Domínguez

 

Con los objetivos de ofrecer espectáculo de alto nivel a los aficionados, convertirse en una empresa rentable con derrama económica al sector deportivo y convertirse en factor de cambio social, la Liga de Football Americano Profesional anunció la entrada de la inversión privada a la organización con el primer franquiciatario de un equipo de la LFA.

Se trata del empresario Jesús Omaña, quien desde ahora es el nuevo dueño de los Mayas, actuales campeones de la liga y el equipo que más se ha posicionado entre la afición mexicana al deporte de las tacleadas, el que más entradas vendió la temporada pasada y el que más ha vendido en la actual.

Este nuevo proyecto consta de una licencia por cinco años otorgada por la LFA, de la cual no se dieron los detalles del costo por motivos de confidencialidad, en la que la administración de la liga y la inversión privada compartirán metas y objetivos y, en caso de convenir a ambas partes al final de dicho periodo, renovar el convenio.

 

También te puede interesar: El árbitro en el futbol mexicano está lejos de ser respetado

 

En sus primeras palabras como dueño del ‘imperio azul’, Jesús Omaña, explicó que uno de sus objetivos en su incursión en el Football Americano es impulsar el deporte en los jóvenes, hacer crecer a esta disciplina en el país y conseguir el bicampeonato de la LFA con los Mayas.

Con el nacimiento de esta etapa, los Mayas podrían dejar de jugar en el estadio “Palillo” Martínez y, en un mediano plazo, mudarse a un estadio propiedad de su nuevo dueño por la zona de Teotihuacán, el cual actualmente cuenta con una capacidad para 3 mil personas.

Por su parte, el Director General de la LFA, Juan Carlos Vázquez, explicó que al otorgar la licencia por cinco años, también se brinda la autonomía de gestión administrativa y comercialización del equipo, por lo que el nuevo propietario podrá buscar sus propios patrocinios en beneficio del equipo y por consecuencia en beneficio de la liga.

A pregunta expresa de México Nueva Era, sobre si se inclinará la balanza hacia los Mayas con el impulso de la inversión privada respecto a los demás equipos, el titular de la liga aseguró que gracias al tope salarial, el cual consta de 1 millón 100 mil pesos por temporada para cada equipo, se mantendrá un equilibrio entre el nivel de competencia de las escuadras.

En este sentido, la inversión privada absorberá el pago de los salarios de los jugadores pero no puede inflar los sueldos más allá de lo permitido por la liga, además de que la selección de talentos provenientes de ligas mayores se dará por la vía del draft al estilo de la NFL.

De esta manera, Juan Carlos Vázquez detalló que la LFA busca atraer a empresarios con valores que coincidan con los de la liga y que busquen el crecimiento del deporte de las tacleadas en el país y adelantó que ya existen inversionistas interesados en la adquisición de otros equipos de la liga en donde ya hay pláticas avanzadas para que los Raptors y los Dinos de Saltillo sigan los pasos de los Mayas.

Por su parte, el entrenador en jefe de los prehispánicos, Ernesto Alfaro, coincidió en que la entrada de la iniciativa privada beneficiará el desarrolló deportivo, esperando que de igual manera los demás equipos reciban a los inversionistas para mejorar salarios a los jugadores al staff de coacheo e instalaciones y tiempos de entrenamiento para que la competencia y el espectáculo en la liga crezcan.

 

 

 

  

Notas Relacionadas