Sin dominio, Francia se coronó campeón del mundo

  • Sin dominio, Francia se coronó campeón del mundo

    Foto. Internet 

16-10-2018

Francia, campeona del mundo en 2018 y únicamente en el 19ª lugar en la clasificación de la posesión de balón durante el torneo, fue el equipo "más equilibrado", según un informe técnico de la FIFA.

La primera conclusión de este informe es que la posesión de balón no garantiza el éxito. España tuvo el porcentaje medio más alto del torneo (69 por ciento) y no fue capaz de superar los octavos -derrota en los penales ante Rusia, 1-1 y 4-3.

Francia fue únicamente 19ª en este apartado de las 32 selecciones, con una posesión de 48 por ciento de media por partido.

 

 

También te podría interesar: El Club América esta de manteles largos

 

"Francia no se apoyó en la posesión de balón, pero tenía como prioridad proyectarse lo más rápido posible en el medio campo contrario y tenía los jugadores para hacerlo", señaló el técnico brasileño Carlos Alberto Parreira, que llevó a Brasil al título mundial en Estados Unidos 1994, uno de los autores del estudio.

También participaron en el mismo la leyenda del futbol holandés Marco Van Basten, antiguo responsable de desarrollo técnico de la FIFA, y el escocés Andy Roxburgh.

Paul Pogba y Antoine Griezmann fueron los encargados de "lanzar los ataques" apoyándose en "la velocidad de Kylian Mbappé", elegido mejor jugador joven del Mundial, destacó Parreira.

"Pocos equipos jugaron con un auténtico mediapunta, probablemente debido a las diferentes tácticas adoptadas", apunta además el informe.

Entre los jugadores fue "Luka Modric el que provocó una mayor impresión", añade el informe, coincidiendo con la nominación del centrocampista croata como el mejor jugador del torneo.

Edición muy prolífica

Entre los datos facilitados, Serbia fue el equipo que más corrió por partido (113 km).

Además la eficacia de los disparos desde fuera del área "aumentó enormemente con un gol de media por cada 29 tiros, frente a los 42 de Brasil 2014".

"Francia mereció su victoria", señala en el informe el croata Zvonimir Boban, secretario general adjunto de la FIFA.

"Bajo el impulso de Didier Deschamps, que tenía una idea clara y precisa de la manera en la que podía utilizar las cualidades de los jugadores, los Bleus fueron el equipo más equilibrado del torneo y el más seguro de su fuerza", añadió.

Con un total de 169 goles marcados, el Mundial de Rusia fue uno de los torneos más generosos en el plano ofensivo en una competición de 32 equipos, con solo dos tantos menos que las ediciones de Francia 1998 y Brasil 2014, las más prolíficas.

Solo un partido de los 64 disputados finalizó sin goles, fue el Dinamarca-Francia de la primera fase, jugado en Moscú.

Además, el número de goles marcados en la fase de eliminación directa aumentó con respecto a la edición de 2014 (47 tantos frente a 35) y el número de penales señalados en la fase de grupos "aumentó mucho debido a la presencia de la Asistencia de Video al Arbitraje (VAR)", añade la FIFA, que hace un análisis de la evolución técnica posterior a cada Copa del Mundo desde la edición de Inglaterra 1966.

 

Notas Relacionadas