Inglaterra seguirá pagando el "gol fantasma" del 66

  • Inglaterra seguirá pagando el "gol fantasma" del 66

    Foto: Internet

  • Inglaterra seguirá pagando el "gol fantasma" del 66

    Foto: Internet

El cronómetro marcaba el minuto 100 del tiempo corrido de la final del Mundial de 1966, cuando el mediocampista inglés Alan Ball envió un centro desde la banda derecha el cual controló el delantero Geoff Hurst quien, de un giro, sacó potente disparo de pierna derecha que se impactó en el travesaño del arco rival para luego descender de manera brusca hacia el pasto donde un defensor alemán terminó por sacar el balón rumbo al tiro de esquina.

Los jugadores de la selección de Inglaterra, vestidos de rojo, levantaban los brazos en forma de festejo, mientras que el árbitro consultaba con su asistente si es que el balón habría rebasado la línea de gol.

 

También te puede interesar: Gimnasia artística se alista para Juegos Centroamericanos y del Caribe

 

Tras unos segundos, el juez de línea no dudó en otorgar el gol que significó la ventaja para la escuadra inglesa con marcador de tres goles contra dos ante Alemania para el beneplácito de los aficionados del conjunto de la rosa.

Al ver la jugada en vivo se le daba el beneficio de la duda a la decisión del cuerpo arbitral, sin embargo, las repeticiones de la transmisión televisiva, todavía en blanco y negro, evidenciaron que el balón nunca cruzó la línea de meta, por lo que se había otorgado un gol que nunca existió.

Aunque más tarde el mismo Geoff Hurst volvería a marcar para poner el resultado definitivo de 4-2, la polémica jugada influyó en el resto del partido y en la obtención del único campeonato del mundo de los creadores del futbol.

Han pasado 52 años e Inglaterra no ha podido volver a una final mundialista y con la derrota 2-1 ante Croacia en las semifinales de Rusia 2018, "los tres leones" seguirán pagando la maldición del "gol fantasma" al menos por cuatro años más.

Pese a ser considerada una potencia futbolística, en muchas de las participaciones de Inglaterra en las copas mundiales, ni siquiera estuvo cerca de recuperar la máxima gloria del balompié.

En más de cinco décadas, posteriores a su título, los de la isla han participado en ocho de 11 justas mundialistas que se han disputado, siendo Italia 1990 y Rusia 2018, lo más cerca que han estado de revivir el sueño al quedar eliminados en la antesala de la final.

Otras cuatro ocasiones (1970, 1986, 2002 y 2006) llegaron hasta la ronda de cuartos de final, dos veces cayeron en octavos (1998 y 2010), mientras que en la edición de España 1982 se quedaron en la fase de grupos de la segunda ronda en un formato distinto al de hoy en día.

Mención aparte merece el Mundial de Brasil 2014, torneo en el que Inglaterra tuvo su peor actuación al no poder superar siquiera fase de grupos y quedar colocada en el sitio 26 de las 32 selecciones participantes.

Grandes nombres han pasado por la selección inglesa y ninguno ha podido revivir las viejas glorias de su selección.

Desfilaron estrellas como Gary Lineker, Alan Shearer, David Beckham, Michael Owen, John Terry, Frank Lampard, Steven Gerrard y Wayne Rooney, jugadores que desplegaron su gran talento en las canchas pero que se quedaron corto al reflejarlo con la playera de su país.

Inglaterra vive un cambio generacional pues de sus 23 convocados para Rusia 2018, solo Gary Cahill, Phil Jones, Danny Welbeck, Raheem Sterling y Jordan Henderson formaron parte de la plantilla que jugó en Brasil 2014, siendo estos dos últimos los únicos que han sido titulares del conjunto dirigido por Gareth Southgate.

La edad promedio de edad de los ingleses es de 27.72 años, lo que lo coloca entre las escuadras más jóvenes del certamen y, a pesar de que volvieron a una semifinal desde 1990, lo cierto es que esta nueva camada encabezada por el goleador Harry Kane deberá exorcizar al 'maldito' "gol fantasma" y devolverle la grandeza que corresponde al país que inventó el deporte con más seguidores en el mundo.

 

Notas Relacionadas