Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

  • Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

    Foto: Javier Briseño

  • Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

    Foto: Javier Briseño

  • Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

    Foto: Javier Briseño

  • Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

    Foto: Javier Briseño

  • Un siglo de gloria y pasión futbolera se exhibe en el MODO

    Foto: Javier Briseño

Unos dicen que el futbol tiene sus orígenes en la antigua China donde hace cinco mil años unos malabaristas dominaban una pelota con los pies.

Otros más señalan que el inicio proviene del viejo juego de pelota de las culturas prehispánicas de México y Centroamérica, ya que, si bien la bola se golpeaba principalmente con la cadera, algunas veces era impulsada con las extremidades inferiores.

La historia moderna remarca que fue en 1863 cuando estudiantes ingleses dejaron a un lado el rugby para dar paso a un nuevo deporte reglamentado con la creación de la Asociación de Futbol (FA por sus siglas en inglés).

 

También te puede interesar: COI levanta suspensión a Rusia

 

Fue ahí cuando se determinó que dos equipos de once integrantes disputarían el balón sobre un rectángulo verde en busca de llegar hasta el "orgasmo del futbol": el gol.

Este novel deporte rápidamente comenzó a popularizarse y a rebasar fronteras hasta cruzar el charco hacia el continente americano y llegar a nuestro país a través de los trabajadores de compañías mineras que se instalaban en nuestro territorio a finales del siglo XIX y fue ahí donde comenzó la historia del futbol mexicano.

Más de cien años de historia del deporte de las patadas en nuestro país son bien relatadas en la exposición "Goles y pasiones; Once décadas de futbol en México" que vive su última semana en el Museo del Objeto del Objeto (MODO), una muestra obligada para los que se deleitan con ver la pelota rodar y excelente introductora para los que quieren acercarse a esta actividad.

A través de las salas del MODO se pueden apreciar uniformes, trofeos, reliquias, fotografías, publicidad, vídeos, carteles, balones, zapatos y todo tipo de memorabilia del futbol.

Los temas de la exposición incluyen: los equipos y su vestimenta; los mundiales en México y la selección nacional, los grandes jugadores de todas las épocas, el futbol en los medios de comunicación, la época romántica del balompié mexicano, los elementos esenciales del juego y los íconos locales.

La figura de un "Niño Dios" con la vestimenta de la selección mexicana y un balón al lado le da la bienvenida a todos los fieles a la 'religión' llamada futbol, una religión donde se reza, se persigna y se cumplen las penitencias en amor a los colores. 

La playera del Real Madrid que usó Hugo Sánchez y la del Barcelona con el número cuatro de Rafael Márquez, los dos futbolistas mexicanos más reconocidos en Europa, nos hacen sentir como si estuviéramos en el clásico del futbol español entre merengues y culés.

A unos metros de la del Barca se encuentra otra playera azulgrana pero con el escudo del Atlante y es la de Evanivaldo Castro "Cabinho", el máximo goleador en la historia del futbol mexicano que mira de frente a un suéter del mítico portero nacional, Antonio "Tota" Carbajal, como con ganas de anotarle un gol.

El máximo templo del futbol mexicano, el Estadio Azteca, tiene su lugar en esta exposición con fotos de su inauguración, acompañada de la playera americanista de Arlindo Dos Santos, el autor del primer gol en el coloso de Santa Úrsula.

La tecnología ha favorecido al desarrollo del juego y se ve reflejado en la evolución de los balones y los zapatos, desde los sus inicios donde se asemejaban más a una armadura de caballero medieval hasta los de hoy en día fabricados por marcas transnacionales de diversos colores y diseños al último toque de la moda.

Trofeos antiguos con notable desgaste por el pasar de los años nos enseñan las viejas glorias de los abuelos de nuestro balompié, el Real Club España y el Asturias en la época amateur.

Una pared comparten América y Chivas, con uniformes de épocas pasadas, fotos y banderines que remarcan la máxima rivalidad en nuestro país. Desde la gloriosa época del campeonísimo, pasando por la década de los ochentas dominada por los azulcrema, hasta nuestros días.

Más adelante 'Juanito' y 'Pique' nos muestran orgullosos que fueron los anfitriones en dos mundiales de 1970 y 1986 respectivamente, con fotos nostálgicas de esos dos momentos en que México fue el centro del mundo de las patadas. Boletos de los partidos y las infaltables de Pelé y Maradona consagrándose en territorio Azteca como los dos más grandes de la historia.

Por ahí se escucha "el equipo tricolor tiene mucho corazón y en la cancha lo demostrarán" mientras las playeras verdes de la selección nos entran por los ojos hasta llegar a lo más profundo del alma.

Uno se vuelve a emocionar con los mayores logros del futbol mexicano. Los dos trofeos de campeón mundial sub-17 reposan al lado de una pantalla que revive las épicas batallas de los niños héroes de 2005 y 2011, mientras que réplicas de la Copa Confederaciones de 1999 y la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 lucen majestuosos.

Una serie de balones que va de México 1970 hasta Brasil 2014 nos relatan la evolución de la tecnología aplicada al esférico, donde los balones de antes al absorber el agua adquirían el peso y dureza de una roca, hasta los de la actualidad tan ligeros y con vuelos tan cambiantes como los de una mariposa que se han convertido en la pesadilla de los guardametas.

Frases de reconocidos autores de obras futbolísticas como Eduardo Galeano o Juan Villoro nos acompañan por todo el recorrido hasta que el árbitro, villano de este deporte, da el silbatazo final.

Así que, si quieres apasionarte con los más de mil 200 objetos que conforman esta exposición, date una vuelta por el MODO como preámbulo al próximo mundial de Rusia 2018.

"Goles y Pasiones; Once décadas de futbol en México", ya se encuentra en tiempo de compensación pues estará abierta hasta el 4 de marzo.

 

Notas Relacionadas

Rusia 2018