Especiales

El deporte se solidarizó con damnificados del sismo

  • El deporte se solidarizó con damnificados del sismo

    Foto: Internet

Una semana ha pasado del terremoto del 19 de septiembre que ha puesto a México en la mira del mundo. Decenas de edificios colapsaron y muchos más sufrieron daños en su estructura en la Ciudad de México, sin olvidar los que cayeron en Morelos, Puebla, Estado de México y Guerrero.  

Tampoco podemos olvidar el anterior terremoto de 8.2 grados ocurrido el 7 de septiembre que afectó a Chiapas y Oaxaca principalmente.  

Mucho menos podemos ignorar a los centenares de víctimas que perdieron la vida, resultaron heridos o que perdieron su patrimonio en ambos movimientos telúricos.  

 

También te puede interesar: La Jornada 12 del futbol mexicano sale de la CDMX

 

Los mexicanos que han construido esta nación con base en trabajo, esfuerzo y sacrificio, han salido a las calles para volver a levantar al país, para remover los escombros, salvar a sus compatriotas afectados y en un futuro, renovar la ciudad y revivir las esperanzas de un mejor futuro.     

Con el país envuelto en un puño por las trágicas imágenes de las que hemos sido testigos y de las que han circulado en redes sociales, los espectáculos deportivos se detuvieron; los octavos de final de la Copa MX que incluían los duelos Chivas-Atlas y América-Cruz Azul, así como la jornada 10 de la Liga MX en donde destacaba el clásico nacional entre América y Chivas, fueron suspendidas.  

Sin embargo, el medio futbolístico aprovecho el paro y se unió a la ciudadanía. 

Todo inició con el apoyo a través de twitter, muchos jugadores y equipos lanzaban mensajes de solidaridad, pero poco a poco los clicks en las computadoras o en los celulares se convirtieron ayuda humana y no sólo cibernética.

El portero del Cruz Azul, Jesús Corona fue uno de los que salió a las calles de Xochimilco para remover escombros. Los equipos del futbol mexicano organizaron centros de acopio afuera de sus estadios o en sus instalaciones de entrenamiento. 

Monterrey y Tigres ofrecieron entrenamientos abiertos al público con el único requisito de llevar algún producto alimenticio, de limpieza o médico como donación. 

Otros jugadores se encargaron de llevar sus carros y camionetas llenas de víveres a los acopios o bien a la ayuda de carga y descarga de camiones con los donativos. 

Los futbolistas mexicanos que militan en el extranjero enviaron los mejores deseos desde el viejo continente y también iniciaron campañas para recaudar fondos monetarios para los afectados. 

Javier "Chichrarito" Hernández y Miguel Layún abrieron una plataforma y llamaron a la gente a "mocharse" con una lana, en la que el primer objetivo era juntar 200 mil dólares, aunque la respuesta fue inmediata que en menos de 12 horas ya habían conseguido donaciones por 150 mil billetes verdes para después romper la meta y recaudar cerca de 3.5 millones. 

A esta iniciativa de donaciones a través de una plataforma digital se han sumado deportistas internacionales como los porteros españoles, Iker Casillas y David De Gea así como el guardameta costarricense del Real Madrid, Keylor Navas. 

Asimismo, el astro portugués, Cristiano Ronaldo, se puso en contacto con su excompañero, "Chicharito", para sumarse a la causa con 1 millón de euros, es decir, cerca de 21 millones de pesos. 

Mención aparte merece la historia del niño Santiago Flores, quien falleció en el derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen y que tenía por ídolo al famoso CR7. Su mamá envió una carta al delantero del Real Madrid donde expresaba la admiración que le guardaba su hijo. Cristiano Ronaldo no tardó en responder y subió una foto a las redes con la playera merengue autografiada, misma que se encargó de mandar a la familia del pequeño 'Santi'. 

En estos tiempos donde las rivalidades de las canchas han quedado de lado para dar paso a la ayuda humanitaria, el argentino Lionel Messi también envió mensaje de solidaridad a Leo Farías, otro pequeño del Colegio Rebsamen que fue rescatado con vida entre los escombros.  

Minutos de silencio y Fuerza México 

La noticia que le dio la vuelta al mundo a lo largo de la semana llegó hasta los estadios de futbol de varias partes del planeta, principalmente en España, Portugal y América Latina. 

Durante el partido entre el Real Madrid y el Betis, en donde juega el mexicano Andrés Guardado, se guardó de manera respetuosa un minuto de silencio previo al arranque del juego que después se convirtió en aplausos dirigidos hasta nuestro país.  

De acuerdo con el mediocampista nacional, que inició ese duelo desde la banca del equipo sevillano, ese momento se convirtió en el más conmovedor que ha vivido dentro de una cancha de futbol. 

Además, el Atlético de Madrid en su juego contra el Sevilla, se sumó a la causa de igual manera con el minuto de silencio y mostrando en las pantallas de su nuevo estadio, el Wanda Metropolitano, la bandera tricolor, mientras que en un video aficionado se escucha el grito de "viva México" desde las tribunas seguido de una gran ovación de la afición colchonera.   

Por su parte, la legión mexicana del Porto de Portugal, sacó una manta con la leyenda #FuerzaMéxico, misma que también llevaron sobre su playera. 

El arquero Guillermo Ochoa, actual guardavallas del conjunto belga, Standard de Lieja, mostró la misma leyenda en la parte delantera de su indumentaria.  

De este lado del charco, el futbol chileno que en otras ocasiones también ha sido víctimas de sismos mortales, guardó minuto de silencio en el Estadio Nacional previo al juego de la Universidad de Chile contra el Everton de Viña del Mar y los jugadores de ambos equipos se tomaron foto juntos con una lona que decía: "Fuerza México, el futbol chileno está con ustedes". 

El balón volvió a rodar 

Una semana después de la tragedia, el balón en México volvió a rodar y algunos equipos donarán el dinero recaudado en sus taquillas. 

Al estilo de los topos y demás grupos de rescatistas, los puños en alto de los futbolistas indicaron los minutos de silencio que antecedieron al pitazo inicial y al éxtasis de los goles. Los jugadores saltaron al campo sin distinción de playeras, todos juntos como un solo equipo, unidos por un país, unidos por los mexicanos y más unidos que nunca.  
 

Notas Relacionadas

Fotogalería Relacionada: 
Septiembre, mes de los sismos, las pérdidas humanas y el dolor

Todo parecía un sueño, la mañana del 23 de septiembre apenas despertaba, cuando otro sismo sacudía a la Ciudad de México, esta vez en Oaxaca. Foto: Juan Carlos Campos | MNE