Viajar es posible y más a bordo de una motocicleta

  • Viajar es posible y más a bordo de una motocicleta

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
04-04-2019

Con 18 países recorridos y 20 mil kilómetros a bordo de “Isabela”, el joven mexicano Bernardo Logar viaja por el mundo para recordar que “todo sueño es posible”, y su meta es llegar a unos 90 países con la compañía de su motocicleta.

El viaje comenzó el 23 de agosto de 2017 cuando a la edad de 19 años arrancó la primera etapa de su sueño, que en un principio fue apoyado por su familia y más tarde por seguidores que ofrecieron alojo, comida y compañía en su viaje, así como de patrocinadores que hoy costean el trayecto del futuro ingeniero automotriz

Logar refiere que su primer objetivo fue llegar a Ushuaia, Argentina, la ciudad más al sur del planeta que comenzó con 15 meses de planeación y “de ver qué se necesitaba para la moto, planear rutas, conseguir los recursos; fue un sueño desde los 14 años, pero fue hasta los 16 que lo comencé”.

 

También te puede interesar: Uso de helicóptero es más frecuente como medio de transporte

 

El nacido en León, Guanajuato, cuenta que decidió recorrer el sur de América en su fiel amiga “Isabela”, su motocicleta, en la que pasaría de ocho a 10 horas diarias ante climas y caminos extremos.
“Comencé en México, de ahí a Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, y después regresé a Perú, Cartagena en Colombia y embarque a Florida, Estados Unidos”, relata.

Gran parte de la travesía la hizo en la motocicleta, pues hay tramos donde tiene que “embarcar cuando no hay de otra. ‘Isabela’ y yo tenemos 78 mil kilómetros juntos”.

El reconocido como “Ciudadano del Mundo 2019” por el Comité Internacional de Turismo Educativo, conformado por aerolíneas, escuelas, tour-operadores y representantes diplomáticos presentes en Mundo Joven Fest 2019, dijo que por cuestiones de costos acampó unas 100 noches en países de Sudamérica en los 13 meses de viaje.

“Algo que pasó es que la gente que me sigue en redes sociales me empezó a publicar, por ejemplo, 'cuando llegues a tal ciudad de Colombia, esta es mi dirección y te doy una cama y comida', entonces empecé a llegar a muchas casas de desconocidos que me iban ofreciendo por Internet y llegué a más de 100 casas, por lo que pagué sólo una tercera parte de las noches”.

La planeación del viaje lleva su tiempo, recordó el joven, ya que “hay un chorro de cosas que hay que tomar en cuenta a la hora de hacer un presupuesto, como el mantenimiento de la moto, hospedajes; calculo que al menos dos noches a la semana me quedo en un hotel, las demás intento acampar o llegar a casas de amigos.

"La verdad es un proceso complicado, casi siempre son erróneos los cálculos y la manera de yo costearlo es por medio de patrocinadores”.

Son muchos países y aventuras y es cuando digo a los amigos “si yo puedo cumplir un sueño, ustedes también; entonces en esta explicación es cuando nace el verdadero por qué del viaje, que es motivar a todos los chavos a soñar y a ir por esos sueños”.

Por ahora, Bernardo se encuentra rumbo a su segunda parada que es llegar a Alaska, para lo cual planea nueve meses de recorrido por México, Estados Unidos y Canadá.

“Después recorrer países de Europa, Asia y África, y también Australia, todavía me faltan unos cinco o seis añitos de viaje en los que conoceré unos 90 países. La aventura ya me llama”, agregó.

Pero las aspiraciones del joven mexicano no terminan con viajar, ya que espera regresar a estudiar la carrera de ingeniería automotriz y luego un posgrado en diseño automotriz, para crear su propia marca de autos.

Notas Relacionadas