“El príncipe” de Maquiavelo cumple 505 años

  • “El príncipe” de Maquiavelo cumple 505 años

    Foto: Cortesía | MNE 

A 505 años de su publicación, El Príncipe, obra máxima del filósofo y político italiano Nicolás Maquiavelo, sigue vigente. “Maquiavelo era un patriota. Esperemos que en los próximos días en nuestro país se respire su espíritu con fortuna y virtud; es una oportunidad para cambiar la realidad presente”, expresó Jorge Islas, exabogado general de la UNAM.

En la mesa redonda “¿Qué tan maquiavélico fue Maquiavelo?”, organizada por la Facultad de Derecho, y en la que participó Leonardo Curzio, Raúl Contreras Bustamante y Maurizio Viroli, Jorge Islas señaló que convencionalmente “maquiavélico” implica más un adjetivo que un sustantivo, pero de manera franca es la búsqueda de la gloria política.

Añadió que se ha hecho una pésima interpretación de El Príncipe, pues esta obra fue pensada como una exhortación, no como un texto erudito.

 

También te podría interesar: Renuncia otro miembro del comité que otorga el Nobel de Literatura

 

Al respecto, Leonardo Curzio, académico del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, y periodista, consideró que dicha obra no fue un ejercicio introspectivo, ni un justificador de barbaridades, sino una “ruptura con la literatura de espejos de príncipes”.

En tanto, Raúl Contreras Bustamante, director de la FD, expuso que “maquiavélico” es una palabra sacada de contexto, que no corresponde a su significado real. “A los ‘príncipes’ gobernantes no les gusta escuchar críticas, pero el buen colaborador es el que dice la verdad; hoy deberían estar rodeados de ellos”.

En su oportunidad, Maurizio Viroli, profesor emérito de la Universidad de Princeton y máximo especialista de la obra del pensador florentino, comentó que El Principe ha sido malinterpretado y mal leído por siglos.

En el auditorio Alfonso Caso de Ciudad Universitaria subrayó que en los tiempos actuales “necesitamos la guía de alguien que haya entendido verdaderamente la esencia del viejo Niccolò Machiavelli”, que nos ayude a redescubrir la grandeza de la política, que debe ser la obra de personas con ánimo generoso”.

El también académico de la Universidad de Lugano remarcó que “El Príncipe es una crítica a los políticos mediocres para invocar a los grandes. En general toda la obra de Maquiavelo está en la búsqueda de la gran política, porque no es lo mismo la gloria que la fama: la primera es la forma en que los hombres buenos saben ganarle al mal, y la segunda es lo que han cosechado políticos como Berlusconi o Hitler”.

 

 

 

 

Notas Relacionadas