"El que no transa, no avanza", un compendio de sinvergüenzadas y otras finuras

  • "El que no transa, no avanza", un compendio de sinvergüenzadas y otras finuras

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • "El que no transa, no avanza", un compendio de sinvergüenzadas y otras finuras

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

  • "El que no transa, no avanza", un compendio de sinvergüenzadas y otras finuras

    Foto: Luis Enrique Flores Aguilar

"El que no transa, no avanza"; "si no hay presupuesto, hagamos que haiga"; "no importa que robe, pero que salpique"; "derecho la flecha al pecho", "con dinero baila el perro"; "raíz de todos los males es la avidez del dinero"; "en vez de políticos, dejemos que los monos gobiernen nuestros países; por lo menos sólo se robarán los plátanos".

Estas frases y otras linduras semejantes, que justifican y condenan la corrupción (que no es un mal exclusivo e intrínseco de México) aparecen en el libro "El que transa no avanza", un compendio de "corrupciones “cotidianas”, transas, sinvergüenzadas, corruptelas y delitos de cuello no tan blanco de nuestro entorno y del mundo, y entender por qué nos rodean tantos maloras", texto divertido que se presentó como parte de las actividades de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Victoria García, Fernando Montes de Oca y Juan Becerra Acosta, fueron los encargados de poner la cara ante el respetable que asistió a la presentación, pues hablar de que México es uno de los países más corruptos del mundo -"siempre estamos en el top tres", según los ponentes-, no debe estar chido.

 

También te puede interesar: Coahuila celebra el ​38 aniversario de su Teatro de la Ciudad

 

Entre datos duros y anécdotas curiosas los presentadores fueron exponiendo algunas ideas que, principalmente, los mexicanos tenemos acerca de la transa y las corruptelas, pan nuestro de cada día.

Entre lo primero está el dato que dice que de las 22 principales economías del mundo, Bélgica y Canadá son los países menos propensos a sobornos; México no, pues ocupa el lugar 20, osea que si la lista fuera de atrás pa' delante, nuestra patria tiene el honroso segundo lugar entre las naciones sobornables, de esta lista de 22. ¡Gacha nuestra calavera!

En cuanto a algunas particularidades de la idiosincrasia mexicana, tenemos el concepto de "Palanca", el cual se define en el libro así: "Constituye un elemento pilar en la cultura popular de la corrupción; tiene un papel protagónico pues se refiere a tener conocidos que ayudarán a agilizar un proceso o a ganar una licitación". Ahora sí, que arroje la primera piedra aquel que no haya utilizado un "palancazo", al menos una vez en su vida, sea para conseguir un ascenso, para entrar a una escuela, para entrar gratis a un lugar o no pagar su consumo, hasta para meterse a la cola de las tortillas, ¿a poco no?

O también está esa idea arraigada de "ya me lo chingué, porque soy bien chingón", una práctica que, por desgracia, hasta es bien vista por una gran parte de la población.

Con la intención de agarrar al toro por otro lado que no sean los cuernos o, mejor dicho, de exponer un tema tan difícil y tan sucio como este, la editorial Algarabía, realizó esta edición lo más asequible a la gente común, tanto en el lenguaje, como en el diseño, en donde la viñeta es el formato gráfico privilegiado para que el mensaje se quede en la mente del lector, ya que dice el lugar común, el humor ayuda a asimilar y reflexionar la penas.  Amén.
 

Notas Relacionadas