En estas fiestas patrias, tápame con tu rebozo

  • En estas fiestas patrias, tápame con tu rebozo

    Foto: Luis Enrique Flores

  • En estas fiestas patrias, tápame con tu rebozo

    Foto: Luis Enrique Flores

  • En estas fiestas patrias, tápame con tu rebozo

    Foto: Luis Enrique Flores

El traje de charro, las faldas floreadas, las guayaberas y las blusas bordadas levantan la manga a la hora de engalanar las fiestas patrias, pero existe una prenda que desde hace muchos años ha sido parte de la indumentaria nacional femenina, cuyo uso sigue siendo símbolo de identidad y orgullo: el rebozo.

Esta prenda es significativa, no sólo como parte del atuendo tradicional de muchas mujeres mexicanas, sino que también en el imaginario colectivo tiene una relevancia singular, basta recordar que una película evoca su nombre: “El rebozo de Soledad”, y una canción oaxaqueña nos recuerda que cuando uno nace, lo mejor es ser tapado por un rebozo.

Con el fin de valorar y fomentar el uso de esta prenda, el Museo Nacional de Culturas Populares celebra la Novena Edición de la Feria Artesanal, “Tápame con tu Rebozo. Arte Popular Mexicano”, del 13 al 16 de septiembre, en donde 57 grupos artesanos reboceros provenientes de 16 estados de la República ofertan sus trabajos creando un abanico de colores, formas y texturas para el deleite de los visitantes.

 

También te puede interesar: Hayan en una cueva sudafricana dibujo más antiguo

 

De seda, algodón, lana o fibra textil, el rebozo es una prenda fundamental porque además de ser una pieza representativa de la indumentaria femenina, una de sus funciones principales es arropar a un bebé de tal manera que quede cerca del corazón de la madre, lo que crea un arraigo en el infante.

Así lo comentó a México Nueva Era, Amparo Rincón Pérez, Coordinadora de Arte Popular de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, quién puntualizó que al rebozo se le conoce como una pieza de “cuna, matrimonio y mortaja, porque muchísimas mujeres del país cuando fallecen, piden que les pongan un rebozo, de hecho en las ofrendas, en muchas comunidades, se pone un rebozo nuevo para la mamá o la abuelita, la hermana o la hija para que les dé cobijo en el más allá”.

Rincón Pérez señaló que el rebozo tiene un antecedente prehispánico, pues se utilizaba mantas tejidas en un telar de cintura y, con la llegada de los españoles, quienes vestían las llamadas “mantillas sevillanas”, adornadas con barbas de hilo, los indígenas comenzaron a anudar los extremos y poner flecos llamados rapacejos.

Amparo Rincón, recordó que el uso del rebozo durante la Colonia se popularizó debido a que las mujeres no podían entrar al templo con la cabeza descubierta, tradición que perdura hasta nuestros días en algunas poblaciones del país.

En este sentido, la Coordinadora de Arte Popular, advirtió que el uso del rebozo se está perdiendo, principalmente en los centros urbanos y que todavía sigue muy vivo en las comunidades indígenas.

“Todavía se acostumbra como regalo, no sólo para el matrimonio, sino cuando va a nacer el niño, lo que se acostumbra dar es un rebozo para que cargue al niño”, aseguró la funcionaria.

Amparo Rincón señaló que la importancia de una feria como esta radica en que se le da difusión a una prenda que está en peligro de desaparecer, pues casi no se vende “y lo que no se consume, desparece, por eso el público debe conocerla, saber que está vigente, que es muy hermosa y muy elegante”.

Agregó que durante las fiestas patrias, el rebozo es una prenda que reviste por considerársele una pieza que da identidad y mexicanidad, aunque no necesariamente su uso sea exclusivo de estas fechas, sino que puede usarse en cualquier época del año.

El rebozo es una pieza que se confecciona en varias regiones del país, y a esta feria artesanal asistirán colectivos reboceros como los de Santa María del Río, en San Luis Potosí; Tenancingo de Degollado, en el Estado de México; purépechas de Angahuan y Aranza, en Michoacán; zapotecas de San Miguel Cajonos, en Oaxaca; y amuzgas de Xochistlahuaca, Guerrero, entre otros.

Además de la expo-venta de rebozos, se llevará a cabo la presentación del libro “Hilando nuestras historias. El camino recorrido hacia una vida digna”, del colectivo femenino Masehual Siuamej.

“Tápame con tu rebozo. Arte Popular Mexicano”, estará del 13 al 16 de septiembre, en el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán.

Notas Relacionadas