Concluye Festival ¡Vale! Bailar danzón

  • Concluye Festival ¡Vale! Bailar danzón

    Foto: Cortesía|MNE

El danzón sonó en todo su elegante esplendor durante el cierre del festival ¡Vale! Bailar danzón que, en el Museo Nacional de Culturas Populares, concluyó este domingo 27 de mayo con una Matiné danzonera que fue amenizada con la música de la Danzonera Yucatán.

Desde los primeros acordes de este popular género de orígenes cubanos pero que ya es muy mexicano, los asistentes inundaron la pista de baile con sus cadenciosos y elegantes pasos. Ellas, con vestidos y zapatos de tacón, ellos con traje o guayabera.

Parejas de todas las edades, sobre todo adultos mayores, pero también algunos jóvenes y hasta niños, que ya empiezan a dar sus primeros pasos en el danzón, sacaron brillo a la pista de baile al ritmo de la Danzonera Yucatán.

 

También te puede interesar: “Rugido Musical” emociona e ilusiona a niños marginados

 

Para esta Matiné danzonera, al agrupación con una trayectoria de 18 años y encabezada por Pablo Tapia, interpretó una gran variedad de danzones, desde temas como Bremen y De la Habana a Berlín, hasta El maestrico y El Danubio azul.

Las mujeres armadas con vistosos abanicos y medias de red, mientras que los hombres de sombrero, dieron rienda suelta a su imaginación y experiencia en este baile. Algunas parejas mostraban gran dominio y soltura en el danzón con pasos que ya parecían coreografías, mientras otras, lo hacían de manera más ensayada.

Pero todos pudieron disfrutar de un buen baile en este evento 100 por ciento familiar, realizado en una mañana esplendorosa que, para muchos, es una iniciativa que debería de llevarse a cabo más seguido.

Pablo Tapia, director de la Danzonera Yucatán consideró que “esto debe seguir proponiéndose para continuar, que no quede aquí, que haya más afición por el danzón y más por la cultura del danzón. Para nosotros es un gusto, un privilegio, el estar participando en este gran evento”.

Destacó que si bien en los últimos años se ha difundido mucho, los maestros de danzón son de muy poco nivel, de ahí la importancia de capacitarlos “para que este danzón no se acorriente. Lo que sucede es que años atrás había muy buenos bailadores, de ahí copiaban las personas, pero como se han muerto casi todos, ya no tienen de donde copiar”.

Por su parte, Irma Luna quien de sus 28 años de edad, lleva 18 años bailando danzón, también celebró este festival de danzón. “Me da mucho gusto, me parece que es la primera vez que se organiza por parte de la Secretaría de Cultura, han sido muy buenos eventos, estuvimos en el concierto, en las muestras,  que son una muy buena oportunidad y un muy buen nicho de atención”.

Recordó que la Ciudad de México es la capital del danzón y aquí, dijo, “a diferencia de otros estados, es donde están todas las danzoneras y hay muchos jóvenes que podrían insertarse en este arte. Desde hace pocos años, hemos encontrado que a más chavos, a más niños les gusta estar aquí. Es muy bueno que se difundan este tipo de eventos, que sean eventos familiares, eventos públicos”.

Además, apuntó, al festival ¡Vale! Bailar danzón asistieron compañeros del interior de la República. “Hay mucha gente de otros estados que están haciendo turismo, que vienen a la Ciudad de México, por este tipo de festivales”.

La joven comenzó a escuchar danzón desde muy niña porque a su tío le gustaba. La música la llevó al baile y ahora “mi vida es bailar danzón, que me ha ayudado a desenvolverme mejor socialmente, me ha hecho un cuerpo fuerte, un  cuerpo resistente, un  cuerpo muy sensible, porque está música y este baile te desarrollan una gran sensibilidad”.

Con esta Matiné danzonera, concluyó el festival ¡Vale! Bailar danzón que durante cuatro días incluyó conciertos, bailes populares, muestras de danzón y conversatorios para la preservación y difusión de este baile que sigue vigente en diferentes entidades del país.

Notas Relacionadas

Rusia 2018