Cineastas llaman a la “Revolución Cultural” ante presupuesto raquítico al sector para el 2018

  • Cineastas llaman a la “Revolución Cultural” ante presupuesto  raquítico al sector para el 2018

    Foto: Luis Enrique Flores

  • Cineastas llaman a la “Revolución Cultural” ante presupuesto  raquítico al sector para el 2018

    Foto: Luis Enrique Flores

 

 

Con un fuerte llamado al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para que reafirme su compromiso de combate a la corrupción a través del apoyo a la cultura en general y a la cinematográfica, en particular, el Presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), Ernesto Contreras, dio a conocer su plan de trabajo de la nueva administración que encabeza.

En conferencia de prensa, el también cineasta, recordó las palabras del Presidente de México, hace tres años,  respecto a que para combatir la corrupción se debe partir del reconocimiento de que se trata de un asunto cultural.

Paradójicamente, mencionó Contreras, en el 2016 la Federación planteó un recorte significativo al rubro de la cultura, lo que se reflejó en una disminución del 77 por ciento de los recursos destinados a la AMACC.

 

También te puede interesar: Presentarán libro de Carranza y la Constitución de 1917

 

“¿Cómo debemos entender esto? Si la corrupción es un fenómeno cultural, entonces vamos a combatirla desde el debate que sólo el arte y, en especial, el cine pueden generar”, aseguró.

Por tal motivo hizo un llamado para que se geste una “Revolución Cultural”, en el entendido de que el cine es una manifestación artística capaz de llegar a lo más profundo de las emociones de millones de personas de todos los géneros, creencias y clases sociales.

“A través de la imaginación, la ficción y el documental, nuestra disciplina tiene el poder de tocar el ánimo de la gente y así generar un cambio”, dijo.

Insistió en que debe existir un equilibrio entre las prioridades del Estado, ya que, señaló, “para el 2018 el presupuesto de la Defensa Nacional, subirá un 19 por ciento; el de la Marina, un 18, mientras que la cultura, apenas un 3 por ciento”.

Lo que significa, continuó,  que la Academia recibiría 4 millones, medio millón más con respecto del año pasado pero esto todavía representa casi el 80 por ciento menos que el 2016.

“El Presidente (de la República) ha pedido a la sociedad que asuma que se debe cambiar para rescatar nuevos valores y moldear una nueva ética; ha dicho que se necesita un cambio estructurado desde la sociedad, así que desde aquí queremos tomarle la palabra y pedirle apoyo para que se nos destinen recursos para el 2018 a cambio del compromiso de impulsar desde nuestras trincheras el cambio cultural que ha referido”, exigió Ernesto Contreras.

El director de la película  “Las Oscuras Primaveras”, reconoció que existen esfuerzos gubernamentales para destinar recursos a la producción cinematográfica, sin embargo estos son insuficientes, además de que se requiere equilibrar los apoyos de distribución, difusión y preservación del cine mexicano, acciones que son propias de la Academia, enfatizó.

A pregunta expresa de México Nueva Era, “Periodismo Digital de Vanguardia”,  Ernesto Contreras comentó que los retos de esta nueva administración, que encabeza, tienen que ver con la continuidad del trabajo realizado por su antecesora, la actriz Dolores Heredia.

Por ejemplo, dijo, está el seguir trabajando con los foros de análisis para generar espacios de reflexión y discusión en torno a las problemáticas que enfrenta el cine mexicano y así encontrar voz en las políticas culturales que atañen a la industria.

En este sentido, también respondió que la Academia sigue alerta en el asunto de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio en lo que se refiere al ramo cultura por lo que, como creadores, se encuentran asesorados y preparados para cualquier escenario.

En relación con este tema, la productora de Cine, Mónica Lozano, comentó que “con tratado y sin tratado, uno de los temas fundamentales es la diversidad y la pluralidad de voces en los contenidos cinematográficos, y de ahí hay que luchar por encontrar los caminos para que la oferta sea plural, diversa, equitativa y que no tenga un trato discriminatorio hacia el cine mexicano y del mundo que no tiene condiciones de exhibición y que no exista un solo tipo de contenidos, de una sola nacionalidad”.

Entre las actividades de la AMACC a las que se dará continuidad se encuentran los Foros por el Cine Mexicano; los procesos de selección de películas mexicanas para los premios Oscar y Goya, por supuesto la Ceremonia del Ariel y los ciclos de cine referente a ella, así como la restauración de películas en conjunto con la Filmoteca de la UNAM.

Al respecto, se anunció la función de gala de la cinta “La Barraca”, la primera ganadora del Ariel, la cual se presentará este 4 de diciembre.

Además se anunció que, con la intención de convertir la nueva sede de la Academia, La Casa Buñuel, en el epicentro del cine mexicano se están planeando diversas actividades como talleres y proyecciones que en breve se darán a conocer.

Notas Relacionadas