Rafael Aviña presenta su libro sobre el 68

  • Rafael Aviña presenta su libro sobre el 68

     Luis Enrique Flores Aguilar

En el marco de la cuadragésima edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el escritor y crítico de cine, Rafael Aviña presentó su libro reciente, "¡No queremos olimpiadas!, ¡queremos revolución!", una crónica desde la infancia que abarca el histórico año de 1968, además de abordar todas las películas sobre el 2 de octubre.

El texto, que recoge la consigna estudiantil que le da título, está estructurado como un disco de acetato: el Lado A abarca el periodo de diciembre de 1967 a octubre de 1968, y es una suerte de diario muy personal del niño Aviña donde hace un recuento de hechos cotidianos y familiares que desembocan en el fatídico día de octubre.

Mientras, el Lado B hace un recuento filmográfico de películas y audiovisuales, conocidos y desconocidos que han tocado el tema del 68 desde la mirada del documental y la ficción.

 

También te puede interesar: Inauguran Primer Congreso de Retórica Aplicada a la Literatura

 

Rafael Aviña, señaló que el punto de partida para este texto fue la noticia de que la UNAM editaría un libro de la película restaurada "El Grito", de Leobardo López Arretche, pues, además de este trabajo, existían otros que hablaban del mismo tema, de ahí la idea de la investigación, dijo.

En entrevista para México Nueva Era, el también académico comentó que el libro es un ejercicio que responde, de cierta manera, a su obsesión por esta parte del pasado, "de todas las cosas que yo oía que decían mis abuelos que decía mi papá, lo que platicaba el director de la escuela, los maestros".

En este sentido, afirmó que el libro busca "dignificar la memoria de todas estas personas anónimas como yo, que somos parte de la población, pero que de alguna forma, siempre había algo interesante qué contar, de cómo nos damos cuenta de que estas personas y aquella época había una cultura mucho mayor que esta". 

Uno de esos recuerdos que dejaron huella en su vida, compartió Rafael Aviña, fue el saber de que varios alumnos habían quedado desmembrados por el "Basucazo" al portón de la Prepa 1. "Todas esas cosas me horrorizaron y me impactaron mucho y de ahí quizás surgió la idea cuando en el 2009 hice el guión para la película 'Borrar de la memoria'".

Pero, en el caso de este texto, afirmó el escritor, "la idea era recuperar toda esa infancia, pero no solamente esta parte del horror del 68, sino recuperar todo ese mundo que yo viví ahí y que estaba un poco alejado porque era un niño. Ahora lo sé porque soy un adulto, pero en ese entonces había cosas que no entendía y cosas  que yo veía que me impactaban, pero, al final de cuentas, era un niño que tenía muchos sueños, fantasía y aventuras".

Por eso, refirió Rafael Aviña, la mirada en este libro es desde la óptica de su infancia, pues se trata de "recuperar ese niño ingenuo que era, un poco el México un ingenuo también, porque los mexicanos de ese entonces no sabíamos qué estaba pasando, lo supimos muchísimas décadas después; ya pasaron 50 años y todavía no sabemos bien a bien quién fue el responsable de los hechos del 68".

En "¡No queremos olimpiadas!, ¡queremos revolución!", Aviña recuerda el papel fundamental de su padre en su formación cinéfila.

Durante la presentación, la investigadora, Elisa Lozano aseguró que esta es, quizás, la obra más personal de Rafael Aviña, pues a través de una escritura honesta, sencilla y muy familiar detalla y describe una época y una ciudad de una forma admirable.

Elisa Lozano aseveró que estamos ante un libro entrañable, además de ser una valiosa aportación bibliográfica y filmográfica.

Por su parte, el crítico de cine, Luis Tovar coincidió con Lozano al calificar el texto de Rafael Aviña como entrañable, ya que refleja el interés del autor, mismo que raya en la obsesión, por revisitar, registrar y conservar, para entender, lo que el cine mexicano ha entregado en forma de parte-aguas histórico lo que significa el 68.

"¡No queremos olimpiadas!, ¡queremos revolución!", afirmó el crítico, es una suerte de génesis que nos deja ver las obsesiones de quien bien puede ser definido como un auténtico cineasta de la pluma y el teclado.

Luis Tovar resaltó la importancia de este trabajo en el sentido de que recoge todo lo cinematográficamente dispuesto sobre el tema, desde los primeros ejercicios, hasta los trabajos más recientes.

"¡No queremos olimpiadas!, ¡queremos revolución!", vio la luz como una publicación independiente, y de acuerdo con su autor, está a la espera de que una editorial le de más proyección

Notas Relacionadas