Montan homenaje a los pintores populares de nuestra orbe

  • Montan homenaje a los pintores populares de nuestra orbe

    Foto: Cortesía | MNE

  • Montan homenaje a los pintores populares de nuestra orbe

    Foto: Cortesía | MNE

  • Montan homenaje a los pintores populares de nuestra orbe

    Foto: Cortesía | MNE

El Colegio Nacional (Colnal) abrió al público la muestra Cerrado (Imágenes trabajando) que conformada por cerca de 60 fotografías en las que Héctor González Jiménez captura las intervenciones artísticas que hoy llenan de color y de historia a las cortinas de los comercios de la avenida 20 de noviembre. Devela escenarios no para todos conocidos.

"Coordinador de la muestra, el artista, para quien la fotografía es el sentido de su vida, aseguró que la exposición es un “homenaje a los pintores populares de nuestra orbe, esos pintores noctámbulos con sonidos de cláxones, sirenas, silbidos y música… un blues totalmente urbano".

Por su parte el miembro del Colnal, Juan Villoro, destacó el valor artístico y simbólico de las fotografías, “captadas cuando las tiendas no quieren ser vistas, cuando no están ofreciendo mercancías y cuando de alguna manera alguien a traición las atrapa… están cerradas y sin embargo tienen algo interesante, por  este  proyecto lo apoyó el Fideicomiso del Centro Histórico para que los grafiteros se apropiaran de las cortinas cerradas”, recordó.

 

También te pueden interesar: La FILIJ superó el medio millón de visitas por vez primera

 

El también periodista y Premio Herralde 2004 por su novela El testigo, expresó que mientras las tiendas están cerradas, las imágenes trabajan. “Son las imágenes que nos han dado los grafiteros, artistas que reproducen los elementos de nuestra cultura popular, en un diálogo muy interesante con figuras del cine mexicano, con figuras de la plástica como Frida Kahlo, pero también estampas canónicas de los fanzines populares”, describió ante los presentes.

La muestra crea un cruce de caminos sumamente interesante, entre los referentes de los grafitis, la fotografía de Héctor Jiménez, a quien Villoro calificó como “un amigo que le regaló la ciudad misma”, y el propio Colnal, que forma parte de la cara arquitectónica del Centro Histórico. “Se trata de darle un nuevo significado a lo que podría virtualmente ser efímero y dedicarnos a ver estas imágenes sin el marco para el que fueron creadas, que son los negocios de la calle 20 de noviembre”, detalló el célebre escritor mexicano.

Cerrado (Imágenes trabajando) desvanece los límites entre las llamadas alta y baja cultura, lo que en palabras de Juan Villoro, “subraya, a 50 años del 68, la importancia de tomar las calles y dejar ahí una huella de protesta o de vida. No se puede retratar la ciudad si no se ama la ciudad; este acto de resistencia también es un acto de amor hacia la ciudad que queremos, hacia la ciudad que queremos conservar”, enfatizó.

 

Notas Relacionadas