El juego de los insectos, ópera que reunirá a más de 200 artistas

  • El juego de los insectos, ópera que reunirá a más de 200 artistas

    Foto: Cortesía|MNE

Si los jóvenes nunca han estado interesados en la ópera, es el momento de que vengan a ver El juego de los insectos, afirmó Claudio Valdés Kuri, director escénico de este montaje escrito por Federico Ibarra que se presenta con una ambiciosa producción del 3 al 12 de junio en el Palacio de Bellas Artes.

"En esta obra hay emoción, intriga, drama, comedia, no hay un sólo momento aburrido y además se cuenta con la maravillosa música de la Orquesta y el Coro del Teatro de Bellas Artes", dijo Valdés Kuri, quien previo a la función de ensayo general destacó la participación en este espectáculo de 200 artistas entre staff y el reparto encabezado por Joaquín Cosío y la dirección orquestal de Guido María Guida.

La obra fue concebida por Federico Ibarra desde 2008 y está basada en la obra checoslovaca de los hermanos Karel y Joseph Kapek y cuenta con un libreto de Verónica Musalem.

 

También te puede interesar: Realizan las Fiestas Galantes en el Castillo de Versalles

 

La historia retrata un mundo paralelo de insectos humanos que reflejan todos los vicios de sus gigantescos compañeros de planeta. En esta propuesta las hormigas, por ejemplo, están educadas sólo para la guerra, mientras que hay una burguesía encabezada por las mariposas que no toman en cuenta ninguno de los problemas que aquejan a su hábitat.

Claudio Valdés Kuri refirió que se trata de una propuesta construida con los más altos cánones estéticos, artísticos, conceptuales, pero sobre todo humanos.

"Hay 17 solistas que, con la música de Federico Ibarra, acompañan los pasos de nuestro actor, quien personifica a un vagabundo y se van tejiendo atmósferas inigualables gracias a la aportación escenográfica de Auda Caraza y Atenea Chávez, así como la iluminación de Víctor Zapatero".

El director, quien ha sorprendido al público con los montajes de su compañía Teatro de ciertos habitantes, mencionó que otro elemento que enriquece este estreno mundial es la parte acrobática aérea y dancística que subraya los elementos fantásticos que se van entretejiendo a la trama

"La gran coreógrafa Alicia Sánchez se sumó con su experiencia al proyecto, también Bárbara Foulkes, quien logra trazos realmente sorprendentes con los intérpretes que vuelan por los aires".

Durante el ensayo general a los medios se pudo apreciar el gran despliegue de recursos escénicos de este montaje. El solista Rodrigo Garcíarroyo espera su turno de subir al escenario ataviado con un elegante traje gris metálico y sentado junto a la guionista Verónica Musalem, quien escucha en silencio las indicaciones de los directores, tanto de escena como en la parte musical.

Los cantantes Raúl Román, Rodrigo Garcíarroyo y Norma Varga son los tres solistas que interpretan a las hormigas rebeldes y que guían a su ejército, para ello se pudieron apreciar bellos pasajes de voz, acentuados por la orquesta y el coro que, desde el pozo, en la parte inferior del escenario escuchaba las indicaciones del director Guido María Guida, quien con una camisa blanca de manga corta sorteaba el calor de la larga sesión de ensayo.

De pronto, en el ensayo se apagan las luces y aparece en la parte derecha del escenario una gigantesca bombilla eléctrica y cerca de ella varios actores arremolinados que recuerdan a los insectos cuando se acercan a la luz.

Claudio Valdés Kuri se acerca al director Guido María Guida para ponerse se acuerdo en los tiempos de entradas musicales y escénicas y enseguida se escuchan los acordes de la orquesta, las voces del coro y algunos de los solistas comienzan a cantar desde los palcos superiores que flanquean al escenario.

Otros solistas que participan son Orlando Pineda, Enrique Ángeles, Rosa Muñoz, Diana Mora, Gabriela Thierry, Jacinta Barbachano, Penélope Luna, Alberto Albarrán, Gerardo Reynoso, Luis Rodarte, Mauricio Esquivel, Cynthia Sánchez, Rogelio Marín y Raúl Román.

En otros lugares del teatro aguardaban con atención otros integrantes del elenco ataviados de rojo y con mascadas en la cabeza, son parte del ejército de hormigas que junto con 30 miembros de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea y de la Escuela Nacional de Arte Teatral, conforman el equipo de más de 150 artistas que el público podrá ver en escena.

"Es una gran emoción poder participar en este gran proyecto que tiene muchas lecturas filosóficas sobre nuestra sociedad. Sin duda el público que acuda a Bellas Artes la va a disfrutar mucho", concluyó Claudio Valdés Kuri.

Notas Relacionadas

Rusia 2018