"Convivio del difunto", es la historia de un muerto que sigue hablando

  • "Convivio del difunto", es la historia de un muerto que sigue hablando

    Foto: Cortesía|MNE

Los enredos suscitados por un muerto que aún habla y camina es la trama de la obra El convivio del difunto, escrita y dirigida por Martín Zapata que, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro, se estrenará el 18 de mayo en la Sala Héctor Mendoza, ubicada en Coyoacán.

Esta puesta en escena, que cuenta con el diseño de escenografía e iluminación de Alejandro Luna, ofrecerá temporada de jueves a domingo hasta el próximo 2 de julio, con entrada libre.

Martín Zapata, autor y director de El convivio del difunto, apuntó que en esta obra un muerto sigue hablando y generando ciertos enredos que finalmente ponen al descubierto una serie de situaciones ocultas.

 

También te puede interesar: Exposición "Del verbo estar" en el Museo del Chopo

 

Terror, asombro y desconcierto es lo que suscita este extraño fenómeno que en la obra es manejado a manera de comedia, donde Mauricio, a pesar de haber fallecido, sigue hablando como si estuviera vivo.

En conferencia de prensa, el autor del montaje explicó que esta situación inusual será la que revele una temática oculta de cuestiones de pasión, ya que la obra trata de amor y desamor, pero sobre todo del amor no correspondido.

Además, dijo, en esta puesta en escena la muerte es el elemento central, el que puede convulsionar todo pero a través del humor, pues si bien le sucede a Mauricio, muestra a los demás lo que detona su propia muerte.

Para el montaje de El convivio del difunto, Alejandro Luna comentó que se decidió hacerlo de época, ubicando la historia en los años setenta para darle cierta verosimilitud al asunto, ya que esos años marcaron un antes y un después en nuestro país.

Toda la trama se desarrolla en el comedor de una casa de clase alta donde el elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro da vida a esta historia de muertos, con las actuaciones de Arturo Beristáin, Diana Fidelia, Mariana Giménez, Gastón Melo, Juan Carlos Remolina y Astrid Romo.

Arturo Beristáin, quien protagoniza a Mauricio, destacó que a pesar de lo trágico de la situación, El convivio del difunto es una comedia en la que se puede apreciar la idiosincrasia del mexicano y de nosotros como país.

Y es que, como señaló Martín Zapata, la obra está marcada por contrastes, ya que por ejemplo, nos encanta el mole, pero queremos ir a Venecia y la clase alta, en medio del glamour, debe convivir con la servidumbre, de arraigadas costumbres, muchas de ellas de origen prehispánico.

 

Notas Relacionadas