Presentan Muestra “Hacia el más allá y de regreso”

  • Presentan Muestra “Hacia el más allá y de regreso”

    Foto: Internet

Una mirada fotográfica de la exposición Hacia el más allá y de regreso. Una maleta para el último viaje, que exhibió 50 maletas de Alemania y 50 de México hechas por mujeres, hombres, ancianos y jóvenes, personajes de la vida pública, profesores y obreros, quienes a través de diversos objetos abordaron el tema de la muerte de una forma muy íntima, es lo que el público encontrará en el catálogo de la muestra que fue presentado en el Museo de Arte Popular (MAP).

El catálogo ofrece una mirada de cada una de las maletas que integraron la exposición Hacia el más allá y de regreso. Una maleta para el último viaje, que se presentó en el Museo de Arte Popular del mes de octubre de 2016 a febrero de 2017, como parte del programa de actividades del Año Dual Alemania-México.

En este volumen, el público descubrirá que cada una de las valijas tenía anexado el perfil de quien la empacó y las cosas que cada persona llevaría para su “último viaje”; pensamientos, experiencias personales y diferentes tratamientos de la muerte en México y Alemania. De modo que la exposición invitó a descubrir las diferencias culturales y las características comunes entre estos dos países, pero sobre todo que cada uno de los visitantes se confrontará con su propio viaje final.

 

También te puede interesar: Arte mexicano se impone en concurso de Reino Unido

 

En la presentación, Walther Boelsterly destacó que se trata de un catálogo sui géneris que aborda algo a lo que nadie puede escapar: la muerte.

“Se trata de un texto que muestra el diálogo sobre este tema entre gente común y corriente de Alemania y México, artistas, artesanos, doctores, curas, de todo tipo”.

Mientras que Eduardo Matos Moctezuma detalló que es un catálogo que muestra el trabajo de mexicanos y alemanes quienes hablaron de lo que meterían en una maleta y se llevarían al “más allá”, destacando fotos familiares, autorretratos y de paisajes, pensamientos, pinzas, celulares, cargadores, entre otros.

El arqueólogo agregó que algo que le llamó la atención de este volumen fue el ver que ninguno de los autores de las valijas regresaba del “más allá”, sino que para ellos siempre era un viaje sin retorno.

“Eso me atrajo porque la gran mayoría de los autores decían no voy a regresar, me voy. En este sentido, el lector encontrará 100 ideas que son muy interesantes por lo que cada autor expresa, desde su pensamiento, acerca de la muerte”.

Felipe Martínez Arronte detalló que se trata de un libro que exhibe la forma en que cada uno de los autores de las maletas entiende la muerte de acuerdo a cómo ha sido su vida.

“Se trata de un trabajo relevante e interesante que muestra cómo 100 personas pensaron en su muerte, algo que nos pone a nosotros a reflexionar acerca de nuestra propia muerte y con qué frecuencia pensamos en ella”.

El presidente de la Asociación Mexicana de Tanatología añadió que a través de este catálogo se hace un intento por humanizar la muerte y hablar de ella sin miedo, ya que es un tema muy difícil de abordar porque se ve como una enemiga.

“Es un trabajo que nos pone a pensar en hacer nuestra maleta a este viaje desde ahora que estamos vivos, de ver qué queremos poner y qué no e incluso de cómo queremos morir. Es una obra de gran valor que invita a prepararnos, a no dejar todo hasta el final, sino a tener una mejor actitud hacia la muerte pensándola desde la vida”.

La artista Gloria Carrasco dijo que la maleta que elaboró para esta exposición retrataba su postura de que no hay vida más allá de la muerte. “Entonces decidí que lo que me podía llevar eran los grandes males y problemas de la tierra. Para esto usé fotografías de gran dramatismo que representan la guerra, la enfermedad, la violencia, el hambre.

“La idea era llevarme los grandes males para recuperar la esperanza, para dar una oportunidad, volver a empezar, iniciar y de hacer de la tierra una cosa mejor a lo que tenemos ahora”. 

Por su parte, Mónica Bizzarri comentó que se trata de un catálogo novedoso, resultado de una exposición muy interesante que la hizo realizar un viaje imaginario hacia su propia muerte.

“Cuando hice mi maleta, el trabajo era no sólo pensar mi muerte sino discutir acerca de ella. Viajé con la mente, discutí y finalmente llegué a la conclusión de lo que realmente es lo que nos llevamos son nuestras historias, experiencias, cuentos y anécdotas”.

Notas Relacionadas