Crean científicos tecnología que utiliza energía solar que desaliniza agua en zonas áridas

  • Crean científicos tecnología que utiliza energía solar que desaliniza agua en zonas áridas

    Foto: Agencia ID

  • Crean científicos tecnología que utiliza energía solar que desaliniza agua en zonas áridas

    Foto: Agencia ID

Fuente: 
ID
04-03-2019

En pueblos y ciudades localizados en áreas áridas costeras, los pozos que abastecen el sistema de suministro están agotados debido a que el agua de mar se ha infiltrado. Por ello, el agua potable debe ser transportada en camión desde entidades lejanas.

Ante este panorama, un equipo científico de investigadores de las universidades de Michigan (EU) y de Sonora (México) desarrolló un prototipo de unidad de destilación de una sola etapa, alimentada por energía solar, para desalinizar el agua en zonas áridas costeras.

En México, Hermosillo (Sonora) es una de muchas ciudades costeras que ha experimentado una grave escasez de agua debido a la contaminación salina de los pozos, que se ve agravada por la baja precipitación.

 

También te puede interesar: Se compromete el futuro del país si no crece el sector de la ciencia



De acuerdo al sitio de la Universidad de Michigan (UM), el prototipo de unidad de destilación puede destilar 150 litros por día y su capacidad puede ser ampliada hasta 3 mil litros de agua por día, lo que equivale a cinco camiones transportadores de agua dulce.

“Es una solución mucho más ecológica al problema de acceso insuficiente al agua potable”, dijo José Alfaro, investigador costarricense que se desempeña como profesor de la Escuela Para el Medio Ambiente y Sostenibilidad de la UM.

Después de que el agua ha sido destilada, queda salmuera que se puede convertir en sal y puede ser vendida a otras empresas cercanas, dando un impulso a la economía local.

El equipo científico binacional diseñó el sistema para Tastiota, un pequeño pueblo en el desierto de Sonora que transporta agua en camiones desde una fuente a 100 kilómetros de distancia.

 “Los profesores y estudiantes de la Universidad de Sonora en Hermosillo han sido clave en el desarrollo del proyecto y, lo más importante, en la construcción y prueba físicas del prototipo”.

“Desarrollamos este producto con una comunidad particularmente, pero nos dimos cuenta de que sería bueno para otras”, declara José Alfaro.

Notas Relacionadas