UNAM destaca en concurso de programación en China

  • UNAM destaca en concurso de programación en China

    Foto: Internet

El equipo PU++ (PUMAS en lenguaje de programación), integrado por estudiantes y un maestro de la Facultad de Ciencias de la UNAM, obtuvo el lugar 36, de un total de 140 representativos de 51 países, en las Finales Mundiales del Concurso Internacional de Programación Universitaria (CIPC, por sus siglas en inglés), realizado en la Universidad de Pekín, China.

Conformado por los alumnos Luis Chacón Ochoa, Santiago Ley Flores, Jorge Fernández Hidalgo y el profesor Manuel Alcántara Juárez, el representativo se ubicó entre los mejores del mundo en esta competencia, la más importante y de mayor prestigio en el ámbito de la programación, al ocupar el tercer lugar de Latinoamérica y el primero entre los tres equipos de México.

“Nos sentimos muy orgullosos porque no sólo fuimos a competir, sino a jugar un buen papel para la UNAM y para nuestro país. Agradecemos el apoyo de la Facultad de Ciencias”, comentó Alcántara Juárez.

 

También te puede interesar: Presenta Apple Daisy, un robot que desmonta teléfonos iphone

 

En el concurso a cada equipo (de tres integrantes y un entrenador) se le asigna una computadora sin conexión a Internet para solucionar entre siete y 10 problemas con algoritmos creados en algún lenguaje de programación aceptado; no se permite usar ningún dispositivo electrónico. Gana quien resuelva el mayor número de problemas en el menor tiempo.

Los jóvenes de la UNAM resolvieron cinco y avanzaron 70 lugares con respecto al resultado obtenido en 2017. Es la segunda ocasión que un representativo de la Universidad Nacional participa en esta competencia, organizada por la Asociación de Maquinaria Informática (ACM).

Durante un año los universitarios se prepararon para clasificar a las finales regionales y, posteriormente, a la final mundial. Fueron seleccionados de entre los integrantes del club de programación competitiva PU++, formado por alumnos de la UNAM, y ya se está preparando el equipo que competirá en 2019.

La participación en concursos de programación permite mejorar el desempeño académico, incluso tener oportunidades laborales, pues los problemas a resolver son parecidos a los planteados en las empresas.

Son los casos de Luis Chacón y Santiago Ley, estudiantes de Ciencias de la Computación, quienes tienen un contrato para laborar con Microsoft en Seattle. Mientras, Jorge Fernández, quien cursa Matemáticas, pretende dedicarse a la investigación en su área.

“Es relativamente nueva la participación de Latinoamérica en estas competencias en comparación con países de Europa del este o de Asia, en donde les enseñan a programar desde la primaria. Con nuestra presencia en la final mundial contribuimos a que haya mayor interés de los alumnos en México y en nuestra Universidad”, comentó Jorge Fernández.

Notas Relacionadas

Rusia 2018