Especiales

Rusos rompen las barreras de la energía eólica en el Ártico

  • Rusos rompen las barreras de la energía eólica en el Ártico

    Foto: Internet

Fuente: 
Notimex
01-08-2017

Moscú.- Ingenieros de la Universidad Estatal de los Urales del Sur desarrollaron un aerogenerador eólico que podrá funcionar de manera eficaz en las duras condiciones climáticas del Ártico.

Rusia cuenta con numerosas estaciones eléctricas que convierten hidrocarburos en energía. Sin embargo, las regiones norteñas del país eslavo todavía carecen de ese servicio.

La velocidad del viento supera los cinco u ocho metros por segundo en algunas partes de las zonas costeras árticas, suficiente para la generación de energía eólica.

 

También te puede interesar: Proponen utilizar hidrógeno como combustible para aeronaves

 

No obstante, cuando el viento tiene una velocidad de más de 11 metros por segundo, es necesario limitar la potencia del generador, puesto que existe el riesgo de rotura en las palas de rotor, además del sobrecalentamiento del aparato.

Es por eso que los científicos rusos lograron crear un sistema eléctrico capaz de frenar el rotor en caso de necesidad.

Ninguno de los aerogeneradores de fabricación extranjera logró pasar la reciente prueba llevada a cabo en la península de Kanín, en el Ártico, lo que indica que estos equipamientos son incapaces de funcionar de manera eficaz en condiciones extremas.

De este modo, se adoptó la decisión de equiparlos con sistemas de gestión y frenado.

El invento ruso consume cantidades muy bajas de energía para frenar las aspas. El sistema está compuesto por un bloque mecánico y uno eléctrico, un microcontrolador y varios sensores. Todo ello ayuda a monitorear el estado del generador eólico en cada momento.

"Nuestro sistema no tiene igual en el mundo. En el Ártico, obtendremos los primeros beneficios en una semana o en un mes, es decir, tras el primer huracán. El costo del sistema solo será de un dos o tres por ciento del valor total del aerogenerador; además, tendrá una vida útil de 35 años", explicó el científico Evgueni Sirotkin.

Se prevé que estos novedosos equipos se produzcan en una fábrica militar con la que actualmente colabora la Universidad de los Urales del Sur. Se espera que los científicos produzcan los componentes del sistema y luego los suministren a los talleres de la planta.

Notas Relacionadas

Rusia 2018