La ciencia en México no debe ser dirigida por un político: UNAM

  • La ciencia en México no debe ser dirigida por un político: UNAM

    Foto: Internet

El sector científico del país necesita crecer y robustecerse institucionalmente, así como estrechar vínculos con la industria para crear una sinergia que beneficie a la educación y al desarrollo económico nacional, coincidieron expertos reunidos en la UNAM.

En los Foros Universitarios. “La UNAM y los Desafíos de la Nación”: ciencia, tecnología e innovación en un mundo globalizado, José Franco, director del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCT) e investigador del Instituto de Astronomía, dijo que se requiere un sector más robusto. “Necesitamos quitarle fragilidad al sistema del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)”.

El investigador indicó que en vez de una Secretaría de Ciencia, la institución rectora del sector debe ser un organismo autónomo, para garantizar que sea un científico y no un político quien la dirija (esta propuesta ha sido presentada por un grupo de académicos de la UNAM ante la sociedad y autoridades).

 

También te puede interesar: "Pokémon" llega más revolucionado

 

Enrique Cabrero, director del Conacyt, coincidió en avanzar al Consejo hacia un modelo de organismo autónomo, semejante a la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos. “Así garantizaríamos que no se apegue a los sexenios, sino que haya una autonomía con la que se haga política científica a 20 o 30 años y se proteja a la institución de los vaivenes políticos”.

Asimismo, planteó que el próximo director del Conacyt permanezca al menos ocho años en el cargo para dar mayor continuidad a los procesos.

Reconoció que en México la inversión para el sector está muy por debajo de lo que debería; aunque ha evolucionado de 0.49 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2012, a 0.51 en este 2017, está muy lejos del prometido uno por ciento para esta administración.

Tras resaltar que en este año en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) hay 27 mil 66 miembros, que se han otorgado 162 mil 554 nuevas becas anuales y que hay mil 298 Cátedras Conacyt para Jóvenes, recomendó fortalecer el desarrollo regional al seleccionar áreas científicas y tecnológicas en sitios donde haya una vocación intelectual e infraestructura necesaria.

Propuso avanzar hacia las economías regionales del conocimiento con proyectos locales eje en cada entidad. “Necesitamos una política de ciencia, tecnología e innovación continua, que no se mueva en 30 años”.

 

 

Notas Relacionadas