Con elementos reciclados, recrean funcionamiento de motores

  • Con elementos reciclados, recrean funcionamiento de motores

    Foto: Internet

  • Con elementos reciclados, recrean funcionamiento de motores

    Foto: Internet

Debido a que los automotores son piezas de ingeniería complejas y el estudio teórico de sus partes puede resultar tedioso, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) construyeron un par de prototipos didácticos denominados “Simulador de Motor Dual” con la finalidad de mostrar de manera gráfica su funcionamiento interno.

Para lograr su propósito, los estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 7 “Cuauhtémoc” recolectaron una serie de elementos reciclados como residuos de PET, mangueras, una caja de refrescos, cartón, unicel, acrílico, madera, bujías, popotes y pedacería de aluminio para transformarlos en dispositivos que simulan el desempeño de dos motores de combustión interna.

Carlos Adán Contreras Olarte, Rafael Minjares Rea, Brandon Ruiz Fosado, Julián Sánchez Amador, Mario Alberto Caballero Gaytán, Javier Estada Colkín y Johan Matías Velasco eligieron desarrollar un motor de seis cilindros en forma de V (V6) con seis pistones en cada lado unidos por un solo cigüeñal y otro de cuatro cilindros en línea (L4), que son los más comunes en la actualidad.

 

También puede interesarte: Habitabilidad en exoplanetas puede ser posible

 

Los prototipos funcionan con la energía eléctrica que proviene de una batería de 12 volts y dejan ver detalladamente las tres partes principales de esta ingeniería: la base o cárter, el monoblock donde se encuentra el cigüeñal y los pistones, así como la cabeza que es donde se genera la chispa que da el impulso al vehículo. Todo está manipulado mediante interruptores manuales.

Los estudiantes de la carrera técnica de Sistemas Automotrices, quienes obtuvieron el primer lugar en la categoría Software Didáctico en el concurso Emprendimiento Guinda y Blanco, del IPN, estiman que su proyecto puede ser de mayor utilidad tanto para las escuelas de mecánica, de manejo y en los propios talleres.

Consideran que también se puede fomentar el cuidado automotriz básico porque con un conocimiento general del funcionamiento del motor se pone mayor atención a las pequeñas fallas que de no atenderse pueden generar grandes gastos por reparación.

Notas Relacionadas