Las multas no resuelven problema ecológico: Canacope

  • Las multas no resuelven problema ecológico: Canacope

    Foto: Internet

Para la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, que dirige Ada Irma Cruz Davalillo, la propuesta que hizo el Partido Verde Ecologista de México en días pasados ante el Congreso de la Ciudad de México, tendiente a sancionar a los establecimientos mercantiles que entreguen a sus clientes productos en bolsas de plástico; es una iniciativa que carece de espíritu para solucionar la problemática real en cuanto a la generación de desperdicios plásticos, por lo que ésta Cámara la rechaza.

Para Ada Irma Cruz, los esfuerzos legislativos deberían encaminarse a solucionar la problemática desde el origen, es decir, con los productores y fabricantes de productos plásticos, por medio del cambio de norma oficial de dichos productos e impulsando sinergias entre científicos, universidades y emprendedores que ya trabajan en soluciones con enfoque ecológico; para así, modificar la cadena de producción desde su origen, protegiendo a la industria y sus trabajadores, disminuyendo costos y el impacto negativo para esos empleos con una eventual caída de ventas.

El planteamiento del Partido Verde, se enfoca en sancionar al último eslabón del ciclo de vida de dichos productos, es decir, a los miles de negocios que por su giro y como parte esencial de su servicio, recurren a bolsas y empaques de plástico; mismos negocios que actualmente no cuenta con una oferta real y asequible de productos biodegradables. Por tanto, la medida implicaría un costo mayor de operación para las empresas, sin mencionar, que el sistema de manejo de desperdicios y residuos de la ciudad, tampoco tiene la capacidad para manejar y disponer los desechos para ser reutilizados o reintegrados al medio ambiente de forma óptima.

 

También te puede interesar: PGJCDMX busca al taxista que agredió a mujer en la Cuauhtémoc

 

En ese sentido, la CANACOPE ServyTur Ciudad de México propone que se apoye a la industria del plástico hacía su transición a producir bolsas y empaques biodegradables, promoviendo un cambio en la norma oficial y estableciendo políticas públicas que la apoyen y vinculen a la industria con actores emergentes que ya desarrollan soluciones ecológicas en cuanto a nuevos materiales y procesos; con ello se apuntalaría a la industria, se apoyaría nuevos emprendimientos, se mantendrían y generarían nuevos empleos; además, se consolidaría una oferta de productos amigables con el medio ambiente que serían usados por todos los sectores comerciales, de servicios y privados, sin la necesidad de una sanción para obligarlos a hacerlo, pues la oferta guiaría al consumo.

En la CANACOPE ServyTur Ciudad de México, estimamos que en un primer impacto, se afectaran cerca de 2,178 empleos directos, tan sólo de los negocios dedicados a la venta y distribución de bolsas y empaques plásticos en la Ciudad de México, pues sus ventas se vendrían abajo de un día para otro; además, las multas podrían impactar negativamente a los ya de por sí, débiles negocios familiares; la medida actuaría como un espacio para actos de corrupción y sería una limitante más para la operación de los comercios y servicios por los altos costos de multas (entre 40 mil 300 a 161 mil 200 pesos) y lo escaso de los productos biodegradables.

Para la Presidenta de la CANACOPE ServyTur Ciudad de México, Ada Irma Cruz Davalillo, el camino autoritario de las multas, es un modelo caduco; que en la nueva dinámica social y económica no tiene cabida. Considera, sin embargo, que se debe optar por soluciones integrales e incluyentes, no punitivas, con altura de miras y que su espíritu sea el impulsar el desarrollo y beneficio de todos los sectores sociales y económicos relacionados, 

Notas Relacionadas