Necesario un programa con presupuesto para tratar VIH-SIDA

  • Necesario un programa con presupuesto para tratar  VIH-SIDA

    Foto: Cortesía | MNE

Los representantes de los candidatos a la Presidencia de República coincidieron en la necesidad de que en la próxima administración se destine un presupuesto suficiente para fortalecer el sistema público de salud, la prevención del VIH y el  tratamiento de los pacientes con VIH/Sida, puesto que a la fecha no se le ha dado la atención que requiere y se observa un crecimiento de nuevos casos cada año (33 al día, según cálculos de Censida).

Durante el Conversatorio Para un Abordaje Integral en la Prevención y Atención del VIH: Hacia La Erradicación del Sida para 2030 en México, organizado por la asociación civil internacional AHF México (Aids Healthcare Foundation), participaron los representantes de los cuatro candidatos a la Presidencia de la República: en representación del Candidato Independiente participó Valeria González; por la Coalición Juntos Haremos Historia la doctora Asa Cristina Laurel; por la Coalición por México al Frente, el doctor Emilio Álvarez Icaza; y, por la Coalición Todos por México, el doctor Jorge Núñez.

En el evento, encabezado por la doctora Patricia Campos, Jefa del Buró de América Latina y El Caribe de AHF, y la conductora Fernanda Tapia, la doctora Asa Cristina Laurell se pronunció por la necesidad de un acercamiento transversal en el sentido de que no es un problema únicamente de salud sino que involucra varios sectores como el Desarrollo Social, la inversión pública, así como el combate a la discriminación.

 

También te puede interesar: Tareas de seguridad para la jornada electoral

 

Asimismo reconoció que no solo tiene que ser un problema del gobierno sino también de las comunidades porque los programas no llegan a las poblaciones más desfavorecidas. Se tiene que respetar el derecho a la salud planteado en la Constitución (artículo 4º), “es algo que no se hace, hay que hacer muy fuerte los programas de educación sexual enfocado a las preferencias sexuales y las escuelas”.

Señaló que México es el país que peor cobertura tiene en este tema por lo que planteó hacer investigaciones que den cuenta de la realidad porque realmente no se sabe las condiciones que existen. Consideró que resulta complicado hacer una propuesta para cumplir con ese compromiso, cuando alrededor de 40 millones de mexicanos carecen de cobertura básica de salud.

Cuestionó también la capacidad de la infraestructura hospitalaria y la necesidad de capacitar a los médicos de contacto con los pacientes, modificar el modelo de compra de los antirretrovirales directo con la industria farmacéutica.

En su oportunidad Emilio Álvarez Icaza expuso que esta problemática ha seguido creciendo debido a que no existen programas ni campañas hacia la población en general ni a la población objeto, “esto tiene que ver en función del Estado porque la garantía del derecho tiene que ver con una responsabilidad estatal”, dijo.

Señaló que así como se han promovido otros aspectos como la Reforma Educativa, a la que se le destinó una cantidad importante para su difusión, no fue así al tema de salud y particularmente a la prevención del VIH/SIDA. Por tanto subrayó que la responsabilidad es en gran medida del gobierno que tiene que enfocarse a los sectores más expuestos así como en los espacios educativos, que es un grandísimo aliado que no se está tocando pero donde también se tiene que luchar contra los prejuicios.

Ante ello destacó la necesidad de crear sinergia con los diferentes actores no solo nacionales sino internacionales pues el gasto en este tema, dijo, se redujo de manera alarmantemente, “las elecciones son importantes y se debe incluir en la plataforma de los candidatos, la salud no es un espacio de ocurrencias; hay estereotipos discriminatorios lamentablemente, hoy por hoy hay mexicanos de primera y de segunda”.

A su vez Jorge Núñez consideró necesario un sistema de salud centrado en las personas, que exista una atención no solo a los que tienen SIDA sino en general, que oriente a cada uno de los ciudadanos para acercarlos no solo a una mejor atención sino a la información necesaria que requieren para cualquier padecimiento como el SIDA.

Estimó de particular importancia tener una corresponsabilidad con los ciudadanos porque si bien el Estado tiene la obligación de garantizar el acceso a la salud, es necesario la participación de la ciudadanía, “porque sino no se podrían tener los avances que se requieren, no nada más es cosa de ir a buscarlos, tienen que acercarse a las instituciones”, pues dijo que no es posible que el año pasado hubo 14 mil nuevos casos y un año antes 12 mil.

Valeria González planteó mantener un gobierno respetuoso e incluyente de la diversidad sexual como principal punto sobre todo en temas de política púbica; mencionó la necesidad de que los gastos de campaña se redirijan a los temas de educación para temas de calidad, toca enfocarse en educación sexual principalmente en los jóvenes.

Notas Relacionadas