Se contradicen transportistas y ALDF

  • Se contradicen transportistas y ALDF

    Foto: Cortesía|MNE

 

Ya sin el apoyo de Miguel Ángel Mancera, de Manuel Granados y de Héctor Serrano, los transportistas concesionados de la Ciudad de México, agrupados  en la Asociación Nacional de Transportistas (ANT) “Nuevo Milenio y Fuerza Amplia de Transportistas”, insisten en un aumento en las tarifas en el servicio que proporcionan a la ciudadanía.

Advierten un colapso financiero si no se adecuan los importes del transporte en la capital porque aducen que los han rebasado los altos costos de combustible, insumos, pago de salarios y elevados impuestos, por lo que es urgente ajustar tarifas.

Sin embargo, en la Asamblea Legislativa local, los panistas  rechazan dicha petición de los transportistas de elevar las tarifas del transporte público en la Ciudad de México.

 

También te puede interesar: ALDF aprueba de 40 a 60 años de prisión por feminicidios

 

Al señalar que 58.9 por ciento de los ciudadanos se mueven por la capital a través de micros o colectivo y 8.3 en Metro, puntualizó: “La Asamblea Legislativa se opone a la propuesta de aumentar a 7 y 9 pesos”.

Subrayó el legislador panista Ernesto Sánchez Rodríguez que tomar una decisión así, lastimaría de forma “inminente y tajante” a la economía de las familias capitalinas. “Le pedimos a los dirigentes tomar con sensibilidad el tema que proponen”, indicó.

Expuso que para Acción Nacional, la movilidad de la capital debe tener visión metropolitana. “Una correspondencia común que deben adoptar los gobiernos de la capital y del Estado de México”, apuntó.

También, señaló que el PAN acompaña y respalda la postura del jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, en su negativa de aumentar la tarifa y le sugirió que 80 por ciento de los recursos del Fondo Metropolitano se direccionen al mejoramiento, mayor seguridad y conectividad del transporte público.

“Estamos abiertos al diálogo con la organización de transportistas, a fin de satisfacer sus inquietudes en materia de servicio. Hemos tenido diversos encuentros con organizaciones de transportistas y contamos con estudios sobre la opción de renovar el parque vehicular a corto y mediano plazo”, argumentó.

En este sentido, Ernesto Sánchez Rodríguez subrayó que valoraran este tema también con los concesionarios. "Lo que vamos a buscar, serán coincidencias para mejorar la prestación del servicio hacia los usuarios que al día se mueven entre la Ciudad de México y el Estado de México por medio de 102 rutas”, anotó.

Repudian usuarios servicio

Por su parte, la mayoría de los usuarios de este “pésimo” servicio de transporte, que son los micros y autobuses, principalmente, repudian el trato y prestación que les ofrecen los concesionados.

Las quejas se centran en el trato grosero de los operadores, el pésimo estado de las unidades, el abuso en el cobro del pasaje, el salvajismo como manejan; así como la inseguridad que cada vez es más marcada.

Inclusive, algunos choferes ingieren bebidas embriagantes con la compañía de damas, fuman, tienen música a todo volumen, sin luz interior, se salen de sus rutas, entre otras más anomalías en perjuicio del usuario.

Un claro ejemplo, es la Ruta 22 que ofrece el servicio de Bellas Artes a San Juan-Bordo, de Bellas Artes a Cárcel de Mujeres y de Bellas Artes a Cabeza de Juárez. Hasta el momento, la autoridad competente no la ha investigado y en su caso sancionado. Todo parece indicar que hay impunidad a favor de esta Ruta 22.

 

Notas Relacionadas